OSSE HIZO TODO MAL EN BARRIO RIVADAVIA NORTE

Si estas aprendiendo a manejar, la calle Cervantes del barrio Rivadavia Norte puede ser una opción para practicar el zigzag. Eso sí, si la maniobra sale mal, asegurate tener un buen mecánico y abogado, porque si no rompes los amortiguadores y trenes del vehículo, vas a chocar a alguno de los que están estacionados en la cuadra.
Tras la culminación de la obra de cloacas la calle se repavimentó. Pero a las semanas cedió por mala compactación; se emparchó, y a los días volvió a ceder. Los vecinos de la zona critican lo hecho y piden solución de fondo.


“Cuando terminaron las cloacas celebramos porque el barrio estaba colapsado”, dijo uno de los vecinos del barrio “pero al tiempo, después que pavimentaron nos dimos cuenta que el trabajo lo hicieron mal”.

Y a las prueba está: parches por todos lados y en algunas cuadras el transito, imposible


“A mí que no me vengan a decir que OSSE inspecciona la obra porque esto demuestra que la obra de compactación nadie la vio”, dijo otro vecino “y si esto no se vio, pregunto: la instalación de las cañerías se vio?”.

Son o se hacen
El pocerío se manifestó hace meses en la calle Cervantes entre callejón Ullum y la presidente Perón.

Los vecinos han hecho los reclamos y denuncias pertinentes, pero nadie aparece; ni siquiera a señalizar la zona de conflicto.

“Yo no entiendo”, dijo una de las vecinas “no se dan cuenta que puede haber un accidente grave por esto. O será que, directamente ni les calienta el vecino”. Y luego añadió: “Pero eso sí, a la hora de los votos y de cobrar impuestos para financiar sus mentiras, están todos al pie del cañón”.

La mayoría de los vecinos apunta a que la obra pública se logra gracias al esfuerzo y aporte de todos los sanjuaninos. Por lo tanto, una obra mal hecha y mal controlada es, lisa y llanamente, una estafa provincial.

“Qué quiere que le diga: yo ya estoy cansado de tanta cosa mal hecha, de corrupción e inoperancia”, dijo otro vecino “No puede ser que otra vez el Estado tenga que salir a poner guita en esta obra que ya se terminó”. Y luego se preguntó: “¿Por qué?. En tal caso si la cosa funcionara bien, la justicia debería intimar al empresario que hizo mal su trabajo para que devuelva el dinero, y el funcionario de que debería haber controlado la obra, lo debería inhabilitar de por vida a que ocupe otro cargo, por incumplir los deberes de funcionario público”.

Con precaución
Mientras tanto, los vecinos sugieren a los que transiten por el lugar, que lo hagan con suma precaución; y a los funcionarios públicos que se pongan los pantalones largos y que actúen en consecuencia.

RADIO ESCUCHAS DE SENSACIONES EN FACEBOOK

RADIO ESCUCHAS DE ANDRES ZARZUELO EN FACEBOOK GRUPO