REMOCIONES POR HECHOS DELICTIVOS

Se prohibirá la entrada de por vida a quien intente ingresar elementos prohibidos.
El ministro de Gobierno Emilio Baistrocchi  se mostró molesto por el desempeño de buena parte del personal del Servicio Penitenciario de Chimbas y aseguró que  los cambios dentro de la institución son un doble mensaje, tanto para los penitenciarios como para los internos. "Quien quiera conservar el trabajo deberá hacer bien las cosas y los presos van a  entender que nada será como venía siendo".





Además de la remoción, el funcionario adelantó a DIARIO DE CUYO medidas que comenzarán a regir desde la próxima semana.  La visita que sea sorprendida durante la requisa intentando ingresar elementos indebidos "tendrá prohibida la entrada definitiva"



También se agilizarán los  expedientes que se inician a los presos a los que se les encuentren  puntas, celulares, droga o alcohol, entre otros,  para que resten puntos a la hora de recibir algún tipo de beneficio.  "Será un trámite exprés, de una semana. A quien se le encuentre algo indebido se le inicia un sumario, se lo aisla por el tiempo que indica la ley y se reporta negativamente en su legajo", explicó.





Malestar oficial


"El balance del primer cuatrimestre no fue bueno, la gran cantidad de elementos que se encontraron dentro del Penal  evidenciaba  que existía connivencia entre los penitenciarios y los  internos  que entraban las cosas  o inoperancia , pero ninguna de las dos cosas están bien", expresó.