Poesias para el día del padre

¿Te gustaría felicitar a papá en su día con un bonito poema? Pues entonces, ten en cuenta las poesías del día del padre que encontrarás en este artículo.  
LOS MEJORES POEMAS PARA PAPÁ

Poesías del día del padre para felicitar a papá en su día

El día de los padres es una ocasión especial para homenajear a quien nos dio la mitad de nuestro ser y nos marcó los primeros pasos en la senda de la vida. Por tal motivo, las poesías para el día del padre han ocupado a poetas y compositores de todos los tiempos, quienes han dejado sus creaciones, para el disfrute de sucesivas generaciones.

Algunos de estos poemas musicalizados para el día del padre, son ideales para saludar y felicitar a papá en su día. Las poesías para saludar a papá en el día del padre son un detalle que emocionará a tu progenitor.

Quizás te encantaría decirle muchas cosas bonitas, que no te sientes capaz de convertir en palabras. Pues bien, los poemas musicalizados para el día del padre, a menudo expresan de modo sencillo, profundos pensamientos.

En cualquier caso, las frases para el padre de este par de canciones, contienen una conmovedora poesía, que puedes compartir con tu padre en su día, como un modo de homenajearlo, felicitarlo y expresarle cuanto lo quieres.

Poemas para papá de 4 estrofas
¿Buscas poemas para papá de 4 estrofas? Pues si es así aquí tienes tres, para elegir el que más te agrade. El primero es de un poeta mexicano del siglo XIX.

Mi Padre de Juan de Dios Peza
Yo tengo en el hogar un soberano
único a quien venera el alma mía;
es su corona de cabello cano,
la honra es su ley y la virtud su guía.
En lentas horas de miseria y duelo,
lleno de firme y varonil constancia,
guarda la fe con que me habló del cielo
en las horas primeras de mi infancia.

La amarga proscripción y la tristeza
en su alma abrieron incurable herida;
es un anciano, y lleva en su cabeza
el polvo del camino de la vida.

Ve del mundo las fieras tempestades,
de la suerte las horas desgraciadas,
y pasa, como Cristo el Tiberíades,
de pie sobre las horas encrespadas.

Seca su llanto, calla sus dolores,
y sólo en el deber sus ojos fijos,
recoge espinas y derrama flores
sobre la senda que trazó a sus hijos.



Me ha dicho: «A quien es bueno, la amargura
jamás en llanto sus mejillas moja:
en el mundo la flor de la ventura
al más ligero soplo se deshoja.

»Haz el bien sin temer el sacrificio,
el hombre ha de luchar sereno y fuerte,
y halla quien odia la maldad y el vicio
un tálamo de rosas en la muerte.

»Si eres pobre, confórmate y sé bueno;
si eres rico, protege al desgraciado,
y lo mismo en tu hogar que en el ajeno
guarda tu honor para vivir honrado.

»Ama la libertad, libre es el hombre
y su juez más severo es la conciencia;
tanto como tu honor guarda tu nombre,
pues mi nombre y mi honor forman tu herencia.»

Este código augusto, en mi alma pudo,
desde que lo escuché quedar grabado;
en todas las tormentas fue mi escudo,
de todas las borrascas me ha salvado.

Mi padre tiene en su mirar sereno
reflejo fiel de su conciencia honrada;
¡Cuánto consejo cariñoso y bueno
sorprendo en el fulgor de su mirada!

La nobleza del alma es su nobleza,
la gloria del deber forma su gloria;
es pobre, pero encierra su pobreza
la página más grande de su historia.

Siendo el culto de mi alma su cariño,
la suerte quiso que al honrar su nombre,
fuera el amor que me inspiró de niño
la más sagrada inspiración del hombre.

Quisiera el cielo que el canto que me inspira
siempre sus ojos con amor lo vean,
y de todos los versos de mi lira
estos dignos de su nombre sean.

El segundo es de un cantautor italiano que vivió desde muy pequeño en Argentina. Escribió este bonito poema que convirtió en canción.

Viejo mi querido viejo del cantante Piero
Es un buen tipo mi viejo
que anda solo y esperando
tiene la tristeza larga
de tanto venir andando
Yo lo miro desde lejos
pero somos tan distintos
es que creció con el siglo
con tranvía y vino tinto

Viejo, mi querido viejo
ahora ya caminas lerdo
como perdonando el viento
yo soy tu sangre, mi viejo
soy tu silencio y tu tiempo

El tiene los ojos buenos
y una figura pesada
la edad se le vino encima
sin carnaval ni comparsa

Yo tengo los años nuevos
y el hombre los años viejos
el dolor lo lleva adentro
y tiene historia sin tiempo

Viejo, mi querido viejo
ahora ya caminas lerdo
como perdonando el viento
yo soy tu sangre, mi viejo
soy tu silencio y tu tiempo

Por último, un poema muy corto de 4 estrofas para niños pequeños de una poetisa norteamericana.

El padre héroe de Joanna Fuchs
Padre, tú eres mi héroe.
Eres la base sobre la que me sustento.
Cuando pienso en ti,
lo hago con mucho amor
y aprecio sincero.
Haces que me sienta protegida;
me escudo en tus cuidados.
Siempre ha sido mi gran amigo; y Padre,
cuando te necesito siempre estás ahí...

Poemas largos para papá
El primer poema largo que te compartiré es una poesía para el día del padre que se llama "Mi querido viejo amigo". A continuación, encontrarás la letra de este poema del cantautor brasileño Roberto Carlos:

Mi querido viejo amigo
Esos tus cabellos blancos, bonitos,
ese hablar cansado, profundo
que me lee todo lo escrito
y me enseña tanto del mundo,
esos pasos lentos de ahora
caminando siempre conmigo,
ya corrieron tanto en la vida.
mi querido, mi viejo, mi amigo
Esa vida llena de historias
y de arrugas marcadas por el tiempo,
recuerdos de antiguas victorias,
son lágrimas lloradas al viento,
tu voz dulce y serena me calma
y me ofrece refugio y abrigo,
va calando dentro de mi alma......
mi querido, mi viejo, mi amigo

Tu pasado vive, presente,
las experiencias sentidas
en tu corazón conciente
de las cosas bellas de la vida,
tu sonrisa franca me anima,
tu consejo sabio me guia
abro el corazon y te digo
mi querido, mi viejo, mi amigo

Yo lo he dicho casi todo,
y casi todo es poco,
frente a lo que yo siento
Mirando tus cabellos,
tan bonitos,
abro el corazón y digo,
mi querido mi viejo mi amigo.

Otra canción hermosa para papá es la que te comparto a continuación. En este caso, pertenece a una poetisa colombiana.

Canción para arrullar a un padre de Beatriz Zuluaga
Ahora que a tus años te has vuelto tan pequeño Puedo llevarte en el cuenco de mi mano, Mano-abrigo, mano-nido que recoge tu ritmo ya cansado. Y cuento tus latidos padre-pequeño ahora Como yo fui pequeña y también anhelaba caber en el puño de tu mano. Te llamo y no puedo desligar tu memoria del árbol, de la rama, del fuego, de mi primer vocablo, de la bruja y el hada. Tu estatura entonces copaba entera La puerta de mi alcoba y de mi alma. Pero cuando ya estás cansado y se encogen tus carnes y tus nervios, pero crece tu corazón, casi no necesito hablarte sino sentirte, si, simplemente sentirte para llegar allí donde nace tu anhelo, donde teje Penélope el recuerdo. Porque tú y yo estamos hechos de memorias y los dos estuvimos unidos al mismo cálido cordón umbilical de mi madre. Y somos guardadores de sueños, constantes vigías del pasado, somos los centinelas de otros días, los recogedores de ecos, los cazadores de nostalgias. Todo lo que tenemos nació en la misma casa al calor de las mismas frazadas sobre la misma mesa donde tú con tu mano de padre nos diste a todos el vino, el pan y el agua clara.
Por último, te comparto estas famosas y tristes coplas a un padre que ya no está. ¡Es largísimo! Por lo que sólo te compartiré un fragmento.

Coplas por la Muerte de su Padre de Jorge Manrique.

Recuerde el alma dormida,
avive el seso e despierte
contemplando
cómo se passa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando;
cuán presto se va el plazer,
cómo, después de acordado,
da dolor;
cómo, a nuestro parescer,
cualquiere tiempo passado
fue mejor.
Pues si vemos lo presente
cómo en un punto s'es ido
e acabado,
si juzgamos sabiamente,
daremos lo non venido
por passado.
Non se engañe nadi, no,
pensando que ha de durar
lo que espera
más que duró lo que vio,
pues que todo ha de passar
por tal manera.

Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar,
qu'es el morir;
allí van los señoríos
derechos a se acabar
e consumir;
allí los ríos caudales,
allí los otros medianos
e más chicos,
allegados, son iguales
los que viven por sus manos
e los ricos.



Leer más en: http://crecimiento-personal.innatia.com/c-frases-del-dia/a-poesias-dia-del-padre.html