Joven linchado: los acusados seguirán libre, pero ahora procesados

El juez Benedicto Correa procesó a los dos acusados por la golpiza y la muerte de Cristian Cortez (en la foto), el joven que robó un celular en Rawson en marzo último. Ambos, que ya habían sido excarcelados, quedaron acusados por el delito de homicidio en riña, tal como era la imputación inicial, y por lo tanto continuaran en libertad.
El juez Benedicto Correa dictó el auto de procesamiento contra los dos acusados, ya liberados, por el delito de homicidio en riña.


El juez del Quinto Juzgado de Instrucción achacó a Carlos Ariel Alba (20) y a Josué Alexis Rodríguez Tapia (21) el artículo 95 del Código Penal, el cual señala: “cuando en riña o agresión en que tomaren parte más de dos personas, resultare muerte o lesiones de las determinadas en los art. 90 y 91, sin que constaren quienes las causaron, se tendrá por autores a todos los que ejercieron violencia sobre la persona del ofendido...” Esto es así porque en el ataque participaron ellos dos y al menos un adolescente, que fue imputado por homicidio preterintencional en el Primer Juzgado de Menores y posteriormente excarcelado.



En la causa quedó establecido que la noche del 14 de marzo último, entre las 23,30 y las 24, Cristian Exequiel Cortez junto a otro joven amenazaron con un cuchillo y robaron el celular a un adolescente de 15 años en la calle Vidart, entre Caggiano y Quintana, del barrio Güemes. Tras el hecho, los ladrones escaparon corriendo y por detrás los siguió el jovencito. Dio la causalidad que un grupo de jóvenes (entre ellos Alba, Rodríguez Tapia y otros) que salía de ver un partido en un bar, vio la persecución. Mientras uno de los ladrones huyó al tomar otra dirección, el adolescente (víctima del robo) alcanzó a agarrar del cuerpo al cómplice, que era Cortez, y lo tiró al suelo. En ese momento se acercaron Carlos Alba, Josué Rodríguez Tapia y el otro adolescente para ayudar a la víctima y supuestamente empezaron a pegar a Cortez en el suelo.

Tras esa golpiza, Cortez se puso de pie y se marchó del lugar pero unos policías lo detuvieron en las cercanías. Los testimonios señalan que el joven ingresó caminando a la Seccional 25ta con lesiones en la boca, incluso había perdido unos dientes. La versión es que al rato se descompensó y fue trasladado al Hospital Rawson en estado de coma. A las horas falleció producto de un ataque cerebro vascular como consecuencia de las heridas en el cerebro, según el informe forense. Para el juez Correa,  la muerte fue producto de esa paliza, pero no se pudo identificar fehacientemente quien de los involucrados fue al autor del golpe mortal. Fue por eso que procesó a Alba y Rodríguez Tapia por presunto homicidio en riña, que continuaran en libertad porque el delito es excarcelable.

TIEMPO DE SAN JUAN

RADIO ESCUCHAS DE SENSACIONES EN FACEBOOK

RADIO ESCUCHAS DE ANDRES ZARZUELO EN FACEBOOK GRUPO