El duro testimonio de una sanjuanina que abortó: “A quienes tienen plata quizás no les haga falta la ley”

“Mi primer aborto fue hace 6 años. Tuve a mi hija mayor y a los 3 años me volví a quedar embarazada. Y no lo quería tener. Me llevaba mal con el papá de ella.
 Cuando quedó embarazada de nuevo, decidió no conservarlo.

Hablé con un amigo que trabaja en una farmacia. Le pregunté y me dijo que sí, que venían unas pastillas pero que eran muy caras. “Muy caro” habría sido $100, que ahora no es nada pero que era muchísimo en ese tiempo. Y me dijo que con 4 pastillas iba a andar bien. El me ayudó. Usé 4 pastillas pero no largué todo. A los 7 días, empecé con fiebre. Sin saber los cuidados que tenía que tener. O sea, lo hice a ciegas. Tomé 2 y otras 2 me puse vaginal. Estuve casi 5 días con una hemorragia normal. A todo esto sólo me había hecho un test, no fui a hacerme ecografía, no sabía cuántas semanas tenía , no sabía lo que me podía arriesgar.
A los 7 días empecé con mucha fiebre, me daba de noche y en el día se me pasaba- Hasta que fui al médico y me hicieron análisis. Me salieron los glóbulos blancos muy altos. Me hicieron una ecografía de emergencia y me salió que tenía un huevo muerto retenido. Ya la fiebre no se me bajaba con nada. Al momento me internaron y a las 2 horas me hicieron un legrado. Fue con anestesia, en el Hospital Rawson. Me preguntaron qué había pasado y les dije que no sabía. No sentí nada, ni pregunté qué me habían sacado o qué habían visto. No quería saber nada.
Fue lo feo que me pasó. Pero no como a otras personas que vi en el hospital como una mujer que perdió un bebé en la cama, de 30 semanas, que se había puesto una rama de malva. Y la trataban mal, la insultaban , le decían de todo, no le daban calmantes, le decían que hiciera fuerza hasta tenerlo. La hicieron que lo tenga en la cama. Y yo vi eso. Lo tuvo ahí, largó el bebé fallecido y la trataban re mal. Se la llevaron a hacerle un legrado sin anestesia. Cuando volvió a la habitación en que yo estaba, venía mal, adolorida, como que había llorado hasta el cansancio. Me dijo que le habían hecho un legrado a carne viva. Y que cuando la revisaron le habían sacado restos podridos de esa rama que se metió.
Por eso escribo esta carta, para pedirles que voten a favor de la legalización del aborto. Para que no hayan más muertes innecesarias. Muchas mujeres mueren porque no saben sobre métodos seguros. Y entonces hacen cualquier cosa para abortar, con riesgos de infectarse. Muchas, por miedo a ir presas, no piden ayuda y ponen en riesgo sus vidas.
Si bien está perfecto que aprueben para las mujeres que fueron violadas y quedan embarazadas y realmente no quieren tenerlo. Pero más para que nos apoyen cuando no queremos, no tan solo por ser violada, sino también por otros casos en que te podés quedar embarazada. Como en mi caso, que me pasa que no quiero. Y no quiero. Y deben haber miles de mujeres para las que quizás es un problema, entonces deciden no tenerlo. Si no nos ayudan, nos limitan mucho a hacer cosas inseguras y correr peligro. Por ejemplo, no estando las socorristas, vas a buscar cualquier cosa: hay enfermeras que te ponen sondas y te ponen cosas, y es peligroso. Nos arriesgamos mucho no habiendo una ley que nos ampare. Vas contra la ley y podés ir detenida, y después tener un montó de líos.
Por eso les pediría que se pongan la mano un poquito en el corazón. Tienen que aprobar la ley para ayudar, para que haya menos muertes de mujeres. Porque traer un niño es una responsabilidad muy grande y si no tenés para comer y no tenés techo digno es muy difícil.
Hay pros y contras, las que quieren porque quieren, las que no porque no quieren. Entonces que sea igual para todas, porque hay personas que son pudientes y si no quieren un embarazo no lo van a tener. Quienes tienen plata lo pueden hacer de otra manera y quizás no les haga falta la ley. Por eso espero que ojalá la aprueben.
Saludos. Laura, 28 años”.

DIARIO MÓVIL

RADIO ESCUCHAS DE SENSACIONES EN FACEBOOK

RADIO ESCUCHAS DE ANDRES ZARZUELO EN FACEBOOK GRUPO