La hija del ex cortista Balaguer acusa de acoso laboral al juez Miguel Gálvez

DIARIO HUARPE
Una empleada del Poder Judicial de la Nación, hija de un ex cortista local, acusa al juez federal Miguel Ángel Gálvez de ejercerle acoso laboral tras sufrir hostigamiento por una denuncia sumarial que ella realizó sobre otro empleado. Si bien, sobre el magistrado, no hay denuncia radicada en fiscalía ni otra esfera, la presunta damnificada decidió hacerlo público entendiendo que recibe amenazas sobre su puesto de trabajo.

Se trata de Ana Balaguer, quien dice recibir acoso laboral de parte del juez federal con competencia electoral en la provincia.


Se trata de Ana Carolina Balaguer, hija del ex cortista sanjuanino Carlos Balaguer. Ana es empleada de la Secretaría Electoral y según menciona, recibe un acoso de parte del juez federal con competencia electoral en la provincia.

La mujer menciona que padece un hostigamiento desde el año pasado donde tuvo que intervenir el Inadi tras sentirse discriminada. Pero la historia se remonta casi a 10 años atrás, involucrando a otro empleado (de apellido Rivera) de la misma área de quien recibió acoso sexual y ella decidió acusarlo ante Gálvez.

“Esta persona (de apellido Rivera) se me venía encima, me decías cosas. Un día se me tiró encima, fue mientras se desarrollaba una feria en 2009 y de ahí hablé con Gálvez para que hiciera algo porque yo no podía ir a trabajar con esta persona allí. Sólo le hizo un sumario leve como para que yo me quede callada”, comenzó explicando la hija del ex cortista.

“Hace unos meses atrás fui a la Central de Policía a realizar la denuncia contra esta persona por el acoso sexual, pero me dijeron que ante esos casos, son 5 años lo máximo que debe pasar para recibir la denuncia y en esta ocasión pasaron 9, entonces no pude hacer ninguna denuncia”

Ana Balaguer, sostuvo que “el año pasado hubo un drama, me puse muy mal por algo que me había enterado de este hombre. A raíz de esto Gálvez me llamó, me insultó y desde ese momento la situación se volvió peor de lo que ya estaba”.

Según cuenta Balaguer, el año pasado se encontraban trabajando en horas de la tarde y se enteró que uno de los que había conseguido un ascenso era el hombre de apellido Rivera, entonces eso le generó un malestar que lo volcó en las redes sociales. Eso fue suficiente para que “Galvez se pusiera como loco, me llamó y reunió con los dos asistentes, me insultó y defenestró, cosas que son muy habituales en él”.



Balaguer cargó contra el juez y lo hizo a través del Instituto Nacional contra la Discriminación: “Contra Galvez hice una denuncia ante el Inadi, porque a raíz de lo que sucedió el año pasado, Gálvez se puso como loco, me trasladó a trabajar al primer piso en donde me dejó unos 4 o 5 días sola, aislada, sin trabajo por realizar y sola frente a una mesa. Me cansé de pedirle que me enviaran trabajo y cuando me llevaron el equipamiento para trabajar, no estaba instalado lo que se necesitaba para llevar adelante las tareas en aquel lugar”.

EL ACOSO
Esta situación tuvo solución pero desde ese momento comenzó lo que la hija de Balaguer considera el acoso laboral y el hostigamiento que por el momento tiene al sindicato de los judiciales de la Nación respaldándola.

Es que la empleada consiguió, a través del Inadi, que la regresaran a la oficina en la que trabajaba pero ahora denuncia que vive en un hostigamiento constante por haber denunciado los dos casos de abuso, tanto laboral como la frustrada denuncia del acoso sexual. “Me viven amenazando y llego a contar esto porque me dicen que si me van a echar por sacarlos a la luz. Me están presionando para que yo me fuera. El yerno del juez Gálvez me dijo que me fuera sino me iban a empezar a sumariar y de ahí podían echarme”, cerró Balaguer.