El Gobierno comenzó a explorar con las provincias la forma de amortiguar el impacto de la suba de las tarifas.

 El ministro de Energía, Juan José Aranguren, se reunió con ministros provinciales para buscar un acuerdo que permita compartir el costo de la tarifa social y avanzar con la eliminación de impuestos a los servicios públicos que pidió esta tarde el presidente Mauricio Macri.
Los ministros de Energía y Minería, Juan José Aranguren, y de Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio, participaron del encuentro con los representantes de las provincias en el CFE


Según informaron fuentes oficiales a Infobae, ningún representante provincial se opuso, pero la mayoría pidió tiempo para analizar el tema.

En principio, la idea es que la Nación financie un 50 por ciento de la tarifa social de gas y que cada provincia se haga cargo del otro 50 por ciento.

"Varias provincias apoyaron y otras dieron el ok financiero pero tienen que validarlo políticamente con los gobernadores", explicaron los voceros.

Tampoco hubo rechazos en trono a la reducción de los impuestos a los servicios públicos. Un pedido que hizo ayer desde Vaca Muerta el presidente Mauricio Macri.

En ese sentido, en la Casa Rosada analizaron que fue muy positiva la rápida reacción de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal para marcarles la cancha al resto de los gobernadores. El ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, llegó a la reunión de Aranguren para explicar la medida al resto de los ministros provinciales.

Ratificación de la política tarifaria
Los ministros que asistieron al Palacio de Hacienda se fueron con la promesa de analizar el impacto fiscal que tendría la medida en cada una de las provincias.

"Lo importante también era dar una señal clara de que son los ejecutivos nacionales y provinciales los que fijan las tarifas", sostuvo un vocero oficial. Fue un mensaje para tratar de sacar el debate en el Congreso, donde la oposición intenta tomar el debate por las tarifas como bandera.

Por eso, al fin del encuentro los representantes de las provincias en el Consejo Federal de Energía (CFE), decidieron apoyar la propuesta de permitir, a opción de los usuarios, la postergación del pago a tasa subsidiada del 25% del monto de las facturas emitidas entre 1 de julio y hasta el 31 de octubre de este año, que incluye los consumos de invierno, a los bimestres de menor consumo (bimestres 6 del 2018 y bimestres 1 y 2 del próximo año), aunque aún no se definió la tasa de interés equivalente anual por ese financiamiento de corto plazo.

Fuentes del Gobierno nacional aseguraron que "el costo fiscal resultante será absorbido en partes iguales por el Estado Nacional y cada una de las provincias que decidan aceptar esta propuesta".

Fuentes del Gobierno nacional aseguraron que “el costo fiscal resultante será absorbido en partes iguales por el Estado Nacional y cada una de las provincias”
Los representantes provinciales en el CFE coincidieron en que se deben realizar esfuerzos para transparentar, eliminar y/o reducir impuestos, tasas y cargos que en la actualidad se incluyen como parte de las facturas de los servicios de energía eléctrica y gas natural, con el objetivo de reducir el monto de las facturas que pagan los usuarios.

En tal sentido, se realizará un análisis en cada una de las jurisdicciones para suprimir o reducir tributos provinciales y se impulsará, respetando las autonomías municipales, una revisión de las tasas o cargos que se agregan en ese nivel.