CARRAEFUR EN PROBLEMAS: QUÉ SUCEDERÁ EN SAN JUAN Y QUÉ EN LA NACIÓN

ANGUSTIA DE EMPLEADOS EN CARREFUR SUCRUSAL SAN JUAN

Claudio Leiva/DIARIO DE CUYO
EMPLEADOS ANGUSTIADOS



La alternativa de que puedan perder los empleos por el cierre de la sucursal en San Juan o porque vaya a producirse un achicamiento que genere despidos, mantiene angustiados a los 29 empleados de Carrefour en la provincia. Y no es la primera vez que les pasa. La primera fue cuando pertenecían a Casa Tía y la cadena fue adquirida por Supermercados Norte, después vino el traspaso a la cadena francesa y la tercera es ahora. Y es porque la firma anunció un plan de achicamiento en el país con el argumento de la caída de ventas por la reducción del consumo, a lo que se ha sumado el fuerte aumento de las tarifas de servicios públicos.

En medio del conflicto, la cadena presentó un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPCE) ante el Ministerio de Trabajo de la Nación que, de aprobarse, permitirá el despido de empleados con sólo el 50% de la indemnización. Otras alternativas que se manejan son el cierre de algunas sucursales o convertirlas en mayoristas, para mejorar la competencia.

En la última reunión que se realizó en la sede laboral con representantes de la empresa y del Sindicato de Empleados de Comercio (SEC) se barajó la posibilidad de que, en lugar de despidos, se pusiera en marcha un plan de retiros voluntarios, que incluiría entre el 110 y el 150% del monto de despido. Lo que se busca es generar un menor impacto entre sus 19.000 trabajadores.

Según datos de El Cronista, Carrefour tiene 605 locales en 22 provincias. En San Juan ocupa la esquina de Libertador y General Acha, donde en 1994 empezó a funcionar Casa Tía, que en 2004 se transformó en Norte. Carrefour recién empezó a operar a partir del 2007.


Alfredo Mallea / Empleado de Fiambrería

Con 25 años de antigüedad en la actividad comercial, es uno de los empleados más antiguos que sigue trabajando en la cadena comercial. Empezó en Carrefour en 1994 como repositor de góndolas y tuvo que pasar varias entrevistas antes de quedar. "Se presentaron más de 1.500 personas y había largas filas que llegaban a calle Mendoza por un lado y a San Luis por el otro", recordó.

Desde aquel entonces pasó por varias secciones, como la panadería y la fiambrería, área en la que actualmente se sigue desempeñando.

Sobre la situación actual dijo que "hay mucha incertidumbre porque no se sabe qué va a pasar".

Con 45 años está casado, tiene 4 hijos que mantener y teme por el futuro de su familia. "Nadie sabe lo que viene, pero en mi caso y con mi edad será difícil salir a conseguir otro trabajo", sostuvo.


Roberto Moyano / Empleado del área de Lácteos






Ingresó en lo que era el área de Fiambrería de la ex Casa Tía en el "96, por lo que lleva 23 años en la actividad. Después pasó por la cocina, cuando la cadena vendía alimentos elaborados, y desde hace unos 14 años que está en el área de Lácteos, por lo que dice que la mayoría de los clientes lo reconocen y le preguntan por la situación de la empresa. "Hay temor a perder el empleo porque no se sabe cómo se va a resolver la situación", dijo.

A pesar eso contó que hay buen clima de trabajo y que cada uno sigue cumpliendo con sus responsabilidades. "No hay mal clima laboral, por el contrario, cada uno sigue con lo suyo y haciendo lo mejor que se puede", contó.

A pesar de la crisis que argumenta la cadena, dijo que en ningún momento se ha atrasado el pago de sueldos o, por ejemplo, de las horas extras. "Estamos al día, no nos podemos quejar", sostuvo.


Patricia Avila / Stockista del salón de ventas






La mujer, que lleva 23 años en la actividad comercial, trabajaba en La Rueca cuando pasó cerca del negocio y vio una larga fila de gente que buscaba empleo. Se anotó y tuvo suerte porque después de varias entrevistas quedó finalmente como cajera. Después fue repositora en el salón de ventas hasta llegar a ser stockista. "Mi responsabilidad es controlar los faltantes de mercadería para que se hagan las reposiciones y también los robos, que son muchos, lamentablemente", contó.

Sobre la situación actual, dijo que "tenemos incertidumbre, estamos angustiados porque no se sabe qué va a pasar con nuestro futuro".

Destacó que se trata de una empresa que siempre se ha preocupado por la situación del personal y que incluso, cuando alguien ha querido estudiar, hasta le han dado permiso para hacerlo. "No nos podemos quejar, siempre nos han tratado muy bien", sostuvo.


A NIVEL NACIONAL QUÉ SE BARAJA?

El ministerio de Trabajo tratará esta semana de lograr un acuerdo definitivo entre la empresa Carrefour y el sindicato de Empleados de Comercio. De acuerdo a lo que pudo saber Infobae habrá dos cambios importantes en las negociaciones a partir de este mediodía cuando se reúnan ambas partes en la sede de la cartera laboral en la Av. Leandro Além al 800.
El primero tiene que ver con el involucramiento directo en la negociación del ministro Jorge Triaca. Este fin de semana el ministro, recién llegado de un viaje al exterior, mantuvo contactos con las dos partes negociadoras. Triaca tiene una muy buena relación con Armando “El Gitano” Cavalieri, quien se desempeña como secretario General de la La Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecyt), que agrupa a los trabajadores de actividades comerciales y servicios. Uno de los acompañantes de Triaca en su gira fue el sindicalista Jorge Gonzalez, un hombre estrechamente ligado a Cavalieri.
El líder de Comercio, a pedido del ministro, logró un acuerdo salarial con una suba del 15% para este año.
La segunda modificación tiene que ver con el probable acercamiento entre los sindicalistas Armando Cavalieri y Ramón Muerza para consensuar junto con la empresa la lista de retiros voluntarios y que no haya cierre de locales.
Muerza es el dirigente del sindicato en Capital Federal. Es un hombre de confianza del supermercadista Alfredo Coto y será el contrincante de Cavalieri, quien maneja el sindicato hace 32 años, en las en las próximas elecciones de agosto.
Un hombre de Muerza fue quien inicio el plan de lucha de los trabajadores de Carrefour hace unas semanas cuando tomaron la sede de Warnes. Se trata de Mario Amadeo, el sindicalista de Carrefour Capital Federal y subsecretario de Relaciones internacionales de Faecyt.
Estos dos sindicalistas no pudieron entrar a las reuniones del lunes y miércoles pasado pero de acuerdo a lo que pudo saber Infobae podrían participar de las negociaciones esta semana. Es probable que no puedan ingresar a la sede del ministerio, porque no estarían habilitados para hacerlo, pero ya hubo reuniones secretas entre gente de Cavalieri y de Muerza para acordar con la empresa.
Muerza y Amadeo realizaron el miércoles una multitudinaria marcha frente al Ministerio de Trabajo que sorprendió a la gente de Cavalieri. La novedad es que a esa movilización no solo fueron trabajadores de Carrefour, eso lo sabe el Gobierno, sino también de otra cadena de supermercados muy grande que podría presentar problemas similares en los próximos meses.
La gran preocupación de Trabajo es que no se sume a Carrefour otra gran cadena extranjera propietaria de varias marcas de supermercados minoristas . En el Gobierno no quieren que el “efecto Carrefour” se expanda por eso buscan una solución al conflicto, manifestó a Infobae una fuente cercana a Faecyt.
Ente las principales dificultades que atraviesan las cadenas de supermercados e hipernercados minoristas se destacan la reducción del consumo, los cambios de hábitos en las compras de la gente, el avance de los super mayoristas y la competencias de los autoservicios chinos.
“Las diferencias de costos entre ambos formatos son sustanciales ya que un super mayorista tiene menos personal, una baja reposición en góndolas y poca oferta de alimentos perecederos. Esto implica una reducción de los costos logísticos, de mano de obra y de energía”, sostiene el presidente de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) Juan Vasco Martínez, quien agregó que “los supermercados afrontan varios desafíos y están en pleno proceso de redefinición en la Argentina y en toda América Latina; el surgimiento del canal mayorista como competidor directo cubre un espacio pero los supermercados deben hacer énfasis en el comercio electrónico, en fórmulas de cercanía y en métodos para atraer a la gente”.
En noviembre pasado, en la última jornada de supermercadismo organizada por ASU, las mayores cadenas reclamaron más controles a la informalidad y el dueño de La Anónima, Federico Braun, puntualizó que la evasión es fenomenal y eso hace que un comercio ilegal pueda vender a un 25% más barato que una cadena de supermercados.
La caída del consumo es uno de las aspectos que más ha impactado negativamente en las ventas de los supermercados minoristas. En su reciente informe, la consultora Ecolatina muestra que el consumo masivo registró su segunda caída anual consecutiva, marcando un retroceso mayor a 5%.
El estudio analiza el impacto que tuvo la crisis del supermercado Carrefour en el sector, y concluye que, pese a que la economía logró recuperarse en 2017, el consumo masivo está a la baja, siendo “una de las variables más golpeadas de los últimos años”.
Además, destaca que esta evolución negativa no fue generalizada para el gasto general de los hogares. El consumo privado total (que incluye también la compra de bienes durables y servicios) avanzó 2,5% en los últimos dos años (sin considerar la variación de existencias). El poder adquisitivo se redujo 1,1% entre el promedio de 2015 y el de 2017. De este modo, aunque el consumo privado ya recuperó la merma de 2016, el ingreso real de los empleados registrados todavía no lo hizo. “Dado que estimamos un crecimiento del PBI que rondará el 2% y que el salario real se mantendrá estancado respecto a 2017, lo más probable es que el consumo masivo no logre repuntar este año”, alertó la consultora.
Por otro lado, un informe de la consultora Kantar Worldpanel indica que en 2017, los mayoristas como Diarco, Vital, Yaguar, Maxiconsumo y Makro sumaron 500.000 nuevos clientes. Hoy Carrefour tiene 7 maximercados pero de acuerdo a lo que se sabe en el ámbito supermercadista planea reconvertir unos 16 hipermercados minoristas en mayoristas. Los cambio en el negocio de retail de Carrefour anticipan modificaciones en todo el canal supermercadista que tiene como objetivo hoy la rentabilidad de cada metro cuadrado de superficie.
En tanto los datos de de la consultora Scentia dan cuenta que la cadena con mayor cantidad de puntos de venta es la española Día%: totaliza 941, casi todos de cercanía enfocados en las compras diarias. La compañía expandió su red a través de franquicias y con un modelo de negocios basado en productos de marca propia. El relevamiento realizado por esa consultora destaca que el canal moderno de comercialización que representan las cadenas y mayoristas posee un total de 2.838 tiendas, que facturaron el año pasado $340.000 millones.
En este ranking la española Día lidera con 941 locales entre propios y franquiciados. Luego está Carrefour con 605 puestos y lo sigue Cencosud que tiene a Jumbo, Vea y Disco con 283 locales, La Anónima con 164, Cooperativa Obrera tiene 124, Coto con 120 y en último lugar Walmart con 106 bocas.
La reunión entre los representantes de Carrefour, el gremio de Empleados de Comercio y las autoridades del Ministerio de Trabajo en le marco del Programa preventivo de Crisis (PPC), que se iba a realizar el viernes quedó suspendida hasta hoy por problemas de agenda. El encuentro era el tercero que se lleva adelante como parte de las negociaciones luego de que la cadena de supermercado francesa presentara un PPC el pasado 5 de abril. Se trata de un trámite que exige negociar con el Gobierno y los gremios eventuales despidos, jubilaciones anticipadas, retiros voluntarios y relocalización de personal. De acuerdo a la información del Gobierno desde el 2016 138 empresas de distintos rubros presentaron PPC.
El programa PPC, establecido a principios de los ’90 con la ley 24.013, fija los mecanismos a seguir por las empresas antes de efectuar despidos masivos y en teoría apunta a evitarlos a través de una mesa de diálogo tripartita con el Ejecutivo y los gremios, y considera eventuales subsidios estatales. El salto en 2016 (55 casos) y 2017 (83 casos) responde a golpes en la industria nacional a partir de la apertura de importaciones y un cambio de esquema de crecimiento, pasando del consumo a la inversión, como se pudo ver con los datos del último trimestre del año pasado. De acuerdo al Indec, la inversión lideró el crecimiento el año pasado (11,3%), con el consumo en un segundo plano (3,3%).
En este caso la empresa ha acordado con el gremio que solo se tratará de 1000 retiros voluntarios en los que se pagará un 150% del valor del salario correspondiente por cada año trabajado y que no habrá cierre de bocas de venta. Hasta ahora la negociación está demorada por tres motivos: la confección de la lista de los retiros voluntarios que daría la empresa (que se habría comprometido a no despedir personal), la presión del sindicato de Choferes de Camiones que conduce Pablo Moyano (hay 1.500 trabajadores de Carrefour afiliados a ese sindicato), y la interna de Comercio entre Armando Cavalieri y Ramón Muerza.
Para la reunión de hoy están convocados el secretario de Trabajo, Horacio Pitrau, el director nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Adolfo Saglio Zamudio, y Karina Palacios, la directora Nacional de Asociaciones Sindicales; los abogados Alberto Tomassone y Jorge Barbieri del sindicato de Comercio y los representantes del supermercado: Leonardo Scarone, director de Asuntos Corporativos y Recursos Humanos, Diego González, director de Relaciones Laborales, y los abogados Ariel Emanuel Cocorullo y Francisco Benegas Lynch. Pero una de las sorpresas podría ser un encuentro de Triaca con ambas partes antes de esa reunión, según pudo saber Infobae.
En enero pasado el nuevo CEO mundial de la empresa, Alexandre Bompard, anunció un ambicioso plan para reestructurar la cadena en los próximos 5 años. Pero de acuerdo a los directivos de la filial local lo que ocurre en la Argentina no está relacionado con ese plan global anunciado en París.
Carrefour presentó la semana pasada frente al ministerio de Trabajo la información contable que indica que tuvo tres balances consecutivos con resultados negativos entre el 2015 y el 2017. A través de los años, absorbieron primero Norte y posteriormente, en 2012, la cadena de 129 locales de Eki. Por el momento, desde la empresa descartan la posibilidad de una venta en el mundo y en Argentina.
fuente INFOBAE