Nueva Cámara Ganadera de San Juan, con el foco en la carne bovina

Tiempo de SAN JUAN
Casi 100 productores forman parte de esta agrupación empresarial que recibió su personería jurídica hace pocos días.


Si bien firmaron el Acta Constitutiva en abril pasado, con 86 asociados, la personería jurídica la recibieron la semana pasada y es lo que les da legalidad para moverse en forma oficial. La flamante Cámara Ganadera de San Juan cree que en breve sumarán más de 100 asociados. Y aunque el grupo nuclea a productores de todo tipo de ganado, el foco hoy está puesto en la cría de vacunos para carne y consumo local.

"El objetivo es incrementar la producción de carne bovina, hoy se estima que el 90 % de lo que se consume en San Juan ingresa de afuera, la meta es alcanzar el 2020 con el 30 % del consumo de producción propia, esto significa triplicar la producción actual", dijo Renzo Romeu, presidente de la cámara.



Agregó que uno de los pilares fundamentales de su accionar es mejorar la genética en la cría, la capacitación y asesoramiento intensivos. "En esto hay que hacer las cosas bien porque los errores se pagan caro. Para quienes se inician en esta actividad queremos incentivarlos a hacer las cosas bien, desde cero. Y a los productores tradicionales, ayudarlos a llegara a las nuevas tecnología y nueva genética para hacer la actividad más eficiente, mas comercial y no de subsistencia", señaló Romeu.



Según datos de la Secretaría de Agricultura y Ganadería de la Provincia, hay 15 feedlot en San Juan, esto es cría de ganado bovino intensiva en corral. Pero creen que la cifra de ganaderos, incluyendo ganado caprino, caballar, etc. podría superar los 500.

Romeu explicó que si bien se trata de una actividad arraigada en varios departamentos, en los últimos años, con el desplazamiento de la ganadería de las zonas núcleo de la Pampa Húmeda, empezó a incursionar en el Valle del Tulum. "Muchos trabajábamos en forma independiente pero no en forma coordinada y muchos productores no se conocían entre sí. La idea de formar la cámara es reunirse para solucionar juntos algunos problemas comunes", dijo.

Lo urgente es capacitar, mejorar la genética, y producir datos certeros del sector. "Hay datos que hay que pulir, hay muchos productores de zonas alejados que no estaban contemplados y estamos trabajando en eso, para tener una estimación real".



La meta es realizar una jornada de capacitación por mes y están gestionando apoyos ya que no cuentan aún con recursos propios. "Estamos trabajando a pulmón, con profesionales técnicos armamos subcomisiones para desarrollar nuestra matriz FODA (Fortalezas y Debilidades del sector, Oportunidades y Amenazas),  por sectores, por zonas, por etapas, para tener una buena radiografía del sector", explicó Romeu.

La nueva Cámara está compuesta por empresarios del sector privado pero ha sido apuntalada desde la Dirección de Desarrollo Pecuario que depende del Ministerio de Producción y Desarrollo Económico. "Ellos nos ayudaron a reunir a los productores y las reuniones preliminares se hicieron en la exCavic, seguimos trabajando codo a codo con la gente del ministerio".

El grupo está abierto para todos los que quieran sumarse, el único requisito es estar vinculado a la ganadería de cualquier tipo, ya sea con un tambo, con caprinos, porcinos, caballos, etc.

El Gobierno de San Juan está dando un fuerte impulso al sector y al proyecto para aumentar el consumo de carne que se produce localmente. Actualmente, a través de la Agencia Calidad San Juan, los ganaderos pequeños tienen una línea de crédito única, con tasa cero, que les garantiza un monto de hasta $400.000 por proyecto y con requisitos muy básicos.

Además, los ganaderos más grandes tienen la línea del Banco San Juan que también cuenta con una tasa subsidiada por la Provincia (tasa final 9,95 %); y otras líneas según el tipo de inversión que se quiera realizar.

La construcción, en marcha, del nuevo matadero provincial en Rawson, es un gran aliciente. "Hay mucha expectativa puesta en la nueva plata de faena en Calle 11 porque es lo que nos faltaba en San Juan. No se puede producir el mejor novillo y que pierda calidad porque la faena no es la adecuada, por eso el matadero es el eslabón que estaba faltando, una obra muy necesaria", aseguró.