En medio de una pulseada política, renunció un funcionario de Germán Garavano

En medio de una puja interna y peleas por el control de espacios de poder, renunció este miércoles el coordinador nacional de combate del Lavado de Activos y la Financiación del Terrorismo que dependía del Ministerio de Justicia, Juan Félix Marteau.
EL FUNCIONARIO DE GARAVANO QUE ABANDONA


En la carta de renuncia que presentó Marteau el 9 de mayo pasado pero que el ministro de Justicia Germán Garavano aceptó recién este miércoles, el ahora ex funcionario destacó que dejó su cargo por "problemas de orden personal y profesional".

A la vez, Marteau destacó que "la lucha contra los crímenes financieros es una política de Estado que no admite claudicaciones, por lo que siempre el Gobierno nacional me encontrará para lo que pueda ser de utilidad". En el último tramo de la misiva, el ex secretario agradeció el apoyo que tuvo de parte de Garavano y del jefe de Gabinete Marcos Peña.


Fuentes calificadas de la Casa Rosada dijeron a Infobae que la salida de Marteau del Gobierno tiene que ver con una puja interna que el funcionario tuvo con el titular de la Unidad de Información Financiera (UIF) Mariano Federici por el control de las operaciones de lavado de activos. Desde un primer momento, Marteau quiso tener el manejo de la lucha contra el lavado de activos desde el Ministerio de Justicia que finalmente quedó en manos de la UIF desde la cartera de Finanzas, que conduce Luis Caputo.

A su vez, Marteau intentó crear un órgano suprapoder bajo su órbita para manejar el control de la lucha contra el lavado de dinero y financiamiento del terrorismo que tuviera como satélites a la UIF, la AFI y otras dependencias del Estado. Esta propuesta chocó no sólo con Caputo, sino también en su momento con el entonces ministro de Hacienda Alfonso Prat Gay.

Allegados a Marteau consultados por Infobae dijeron que trabajará desde la actividad privada y académica en la lucha contra el terrorismo y el lavado de activos. También deslizaron que Marteau asesorará desde afuera al Gobierno para atender el desafío que tendrá la Argentina con la presidencia del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), organismo supranacional encargado de delinear acciones y propuestas para la lucha contra el lavado de activos y financiamiento del terrorismo.

Al ahora ex coordinador del Ministerio de Justicia le cuestionaban también su presunta incompatibilidad en el cargo por tener un estudio de abogados dedicado al asesoramiento de entidades financieras. El caso llegó a la Oficina Anticorrupción donde Marteau hizo su descargo y no volvió a ser objetado posteriormente por Laura Alonso, la titular de esa dependencia.

En tanto, otra de las iniciativas que impulsó Marteau desde el Ministerio de Justicia fue un proyecto de ley antiterrorista para redefninir la lucha contra el lavado de activos y financiamiento del terrorismo. Pero esta propuesta nunca fue aceptada por el Ministerio de Seguridad, ni por Finanzas o Hacienda.