Con el 14, saltó la banca de la Quiniela provincial

LISANDRO PEYRÁN/DIARIO DE CUYO
Leonor Muñoz y Antonio Trigo ingresaron a la Agencia 425 con un rostro que hubiera querido retratar Leonardo Da Vinci. La pareja que vive en las afueras de Albardón anteayer jugó a la Quiniela de San Juan y apostaron -a dos cifras, la más común- al número 14 a la cabeza para el sorteo nocturno 11.301.
Tarde, pero no fue seguro. El 9714 fue el primer premio del sorteo nocturno de anteayer, cifra que provocó que saltara la banca de la Quiniela de San Juan. Es que en las apuestas a dos cifras, habían pasado 751 sorteos sin que el 14 salga a la cabeza.


La felicidad inicial de sentirse ganadores, al enterarse que el 9714 fue el primer premio, se fue transmutando cuando fueron recibiendo la información que no se pagaba el premio completo. La primera explicación es que el "14" era el número que más tiempo llevaba atrasado en el sorteo de la nocturna, con 751 ediciones, es decir más de dos años y por eso recibió tantas apuestas que provocaron que saltara la banca.

La recaudación que realizó la Caja de Acción Social de ese sorteo fue de 601.721,50 pesos, mientras que lo que debía pagar en premios ascendía a la suma de 5.661.194,17 pesos. Pero como está reglamentado, según explicó el titular de la entidad Guillermo Ruiz, que el tope de la banca para pagar premios es de 5 veces lo recaudado (en este caso 3.008.607,50 pesos), es que se pagó en este caso menos de lo previsto.

De hecho, fue el 46.86%, o sea menos de la mitad. Así, quien le apostó por ejemplo 10 pesos al 14 (el borracho en la tabla de los sueños) anteayer, no se transformaron en los 700 esperados, sino que no llegaron a los 350.

"Tanto tiempo siguiendo al número y resulta que ahora pasa esto. No es justo. En la quiniela nacional esto no pasa", reclamaba con más resignación que otra sensación la albardonera que tuvo que trasladarse ayer nuevamente a la agencia ubicada a media cuadra de la oficina de Ruiz.

El funcionario, que recordó que fue en 2013 la última vez que ocurrió un hecho similar, reconoció que "es natural que la gente se moleste en este tema, que a nosotros tampoco nos agrada porque afecta a nuestros usuarios. Pero hay una reglamentación que es obligatorio cumplirla y así lo hicimos". Y respecto a la comparación con la Quiniela Nacional, en la que no hay tope de banca, Ruiz afirmó que "por un lado cada lotería tiene su reglamentación y, por otro, estamos hablando de dos entidades diferentes en la recaudación. Una llega a todo el país y nosotros solamente a los adultos de San Juan".

De todos modos, el 17 de mayo del año pasado Lotería Nacional debió aplicar también un tope de banca (con el 2532), pero el descuento fue de un 10 por ciento.

Así, como Leonor y Antonio cobraron la mitad de lo esperado con el número que de tanto hacerse esperar, trajo varios sinsabores con su aparición. 

RADIO ESCUCHAS DE SENSACIONES EN FACEBOOK

RADIO ESCUCHAS DE ANDRES ZARZUELO EN FACEBOOK GRUPO