CERRARON ESCUELA HISTÓRICA DE CALINGASTA

SUCEDIÓ EN BARREAL
DIARIO HUARPE
Un hecho de no creer se ha da­do en el sur de Barreal: de un día para el otro cerraron una escuelita rural y los cuatro chicos que asistían al establecimiento se quedaron sin la posibilidad de seguir estudiando.

Bronca, impotencia y todos los sentimientos que se le parezcan invadieron a las familias de los alumnos que asistían al establecimiento educativo y a toda la comunidad del departamento de Calin­gasta cuando la noticia se conoció. Ayer las madres se presentaron en Radio Calingasta y denunciaron pú­blicamente el desprolijo proceder por parte de la directora del establecimiento y de la supervisora de la zona. “La supervisora nos dijo que la directora de la escuela sabía la noticia desde el mes de febrero”, dijo una de las madres de los alumnos, “pero así todo, inscribieron a los chicos, le empezaron a dictar clases y el martes cuando llevamos los chicos a la escuela, salió la directora y nos informó que las clases se terminaban porque la escuela se cerraba”.

La escuelita rural se llama José Cle­mente Sarmiento y está ubicada al sur de Barreal, en una zona que se conoce con el nombre de Finca del Álamo. La escuela, que siempre tuvo una matrícula baja, se creó hace más de 70 años para dar educación a todos los hijos de los trabajadores rurales que desempeñaban tareas en ese lugar. Primero comenzó con el primario y luego le agregaron un se­cundario. Pero desde hace un tiempo, dicen los padres, la directora y la supervisora vienen desarmándola. Primero habrían cerrado el primario y sólo mantenían el básico del secundario (es decir, hasta tercer año). Has­ta que el martes de la semana pasada la inesperada noticia llegó.

“Nos han dicho que la cierran porque la escuelita tiene pocos alumnos, pero siempre fue así, además sabemos que en el país hay escuelas que tienen tres alumnos y siguen dando clases y no la cierran”, dijo otra de las madres con una congoja difícil de traducir, y luego sentenció: “No nos pueden hacer esto. Es una falta de respeto para todos”.

Los familiares de los alumnos que asistían a la escuela, junto a un gran número de calingastinos que se han solidarizado con ellos, reclaman a las autoridades ministeriales para que la escuela se reabra, porque si no, le van a estar quitando el derecho a educarse a todos los niños de la zona.

“Yo voy hacer sincera porque esto me da mucha bronca”, dijo la otra madre, “pero nosotros sabemos que la directora y la supervisora llamaban a la escuela “el arca”, porque aquí estaban todos los burros. Y yo creo que por más que a los chicos les cueste, no pueden burlarse así, ni tampoco dejarlos a la deriva”, agregó.

Si bien ayer DIARIO HUARPE intentó por todos los medios comunicarse con Lucía Tejada, la supervisora de la zona, en el día de hoy la tarea continuará, porque es necesario conocer las razones de la medida, los por qué del proceder a la hora de comunicar la noticia y si en algún momento contemplaron los efectos de la misma a semanas de haber comenzado el Ciclo Lectivo.