IRREGULARIDADES EN LA GESTIÓN DE MOLINA

DIARIO HUARPE
Buscan determinar a ciencia cierta en qué se gastó ese dinero, principalmente durante la gestión pasada. Esto en la Dirección de la Niñez.

Con la intención de saber al detalle en qué se gastaron dos millones de pesos en la Dirección de la Niñez, dependiente del Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social, se tomó la determinación de realizar una auditoría para determinar si hubo o no irregularidades en el manejo de fondos, sobre todo en la gestión que llevó adelante el exministro Daniel Molina. Esto lo informó el secretario contable de la institución, Gabriel Guimares: “Yo trato de que esto sea lo más transparente posible, pero se venía trabajando de una forma que tuvimos que corregir”, disparó.

El reconocimiento de gastos que solicitó el funcionario se originó por el constante reclamo de proveedores para el pago de servicios realizados durante la gestión pasada e incluso los primeros meses de la gestión actual. “Si está toda la documentación correcta, existen los comprobantes y se llevan a cabo todos los procesos correspondientes se les va a pagar y no habrá ningún problema. Yo entré en abril y todo lo que era deuda para atrás se ha enviado a reconocimiento de gastos. Hacia adelante, todos los bienes que se han comprado y las obras que se han realizado han sido pagados. Hoy te diría que todo el sistema contable está completamente auditado y así estamos llevando el control”.

Sobre las antiguas deudas que mantiene la Dirección de la Niñez, Guimaraes añadió: “Lo enviado a reconocimiento de gastos es cerca de $2 millones. Este es un proceso que tiene varios actores y donde varias reparticiones tienen intervención. Comienza acá en la Dirección de la Niñez y va circulando hasta finalizar con un decreto que firma el gobernador”. Vale decir que lo enviado a reconocimiento de gastos va desde compras de electrodomésticos y ropa para los hogares que tiene a su cargo la dirección, como así también la contratación de otros servicios.

Al ser consultado sobre si en la gestión pasada existió malversación en el manejo de fondos, el funcionario se limitó a defender su accionar al frente del área contable: “Yo a los proveedores les peleo el precio, para que sean precios justos y que los valores no vengan con aumentos ilógicos sólo por venderle al Estado. Esta postura la tomo con todos los proveedores: Trato de que esto sea lo más transparente posible, pero se venía trabajando de una forma que tuvimos que corregir”, concluyó.