El asesino de Talía comprende que mató, pero tiene trastornos

RAÚL TAPIA/DIARIO D CUYO
La jueza de Menores, María Julia Camus, resolvió que el menor de 17 años acusado de matar en junio pasado en Zonda a su exnovia, Talía Anahí Recabarren (17), deberá permanecer un año encerrado en un instituto y que tendrá que hacer un tratamiento por los problemas psicológicos que padece.
Eso determinaron las pericias. Estará encerrado un año, bajo tratamiento, antes de enfrentar un juicio por matar a Talía Recabarren.


Según fuentes judiciales, esa medida tutelar ordenó Camus luego de que las pericias determinaran que, a pesar de sus problemas, el muchacho comprendía lo que había hecho.

En la resolución se establece que deberá estar encerrado en el instituto Nazario Benavídez, en Zonda. Allí deberá cumplir con tareas de laborterapia (como el resto de los menores alojados allí) y que deberá hacer un tratamiento psicológico y psiquiátrico, explicaron.

Es que cuando lo indagaron, el muchacho tuvo actitudes que llamaron la atención y por eso ordenaron una serie de pericias para establecer si estaba en sus cabales.

Esas pruebas establecieron que entendía la criminalidad de sus actos, pero por otro lado desnudaron ciertos trastornos (no informaron cuáles).

De hecho, actualmente, el jovencito es llevado entre dos y tres veces por mes a los profesionales. Luego de ese período de encierro y ya con 18 años cumplidos, será juzgado.

Por otro lado, trascendió que el Instituto Benavídez hará en los próximos días un pedido a la jueza para que le permitan salir del predio a realizar tareas recreativas.

Pero ayer anticiparon que Camus se opondría a ese pedido por dos razones: por la gravedad del delito que cometió y para preservar su integridad ante alguna represalia, indicaron fuentes judiciales.

El 22 de junio pasado, el cuerpo de Recabarren fue encontrado seis días después de su desaparición, en una finca de calle Las Moras, Zonda. Tras el hallazgo, el sospechoso confesó el crimen y eso generó indignación en la familia de la víctima, ya que denunciaron que hacía 9 meses que se habían separado y que la seguía hostigando.

Y lo acusaron de haberle dado un puntazo a Talía en una costilla, una golpiza y de amenazarla con un cuchillo, lo que obligó a la chica a dejar un curso de computación y encerrarse en su casa.

RADIO ESCUCHAS DE SENSACIONES EN FACEBOOK

RADIO ESCUCHAS DE ANDRES ZARZUELO EN FACEBOOK GRUPO