Se abrió una grieta en el Congreso entre dos ultrakirchneristas

INFOBAE
Dos de los principales referentes del kirchnerismo mostraron diferencias esta semana en el Congreso. El punto de disenso fue el proyecto que impulsa el gobierno nacional para facilitar la apertura de pequeñas y medianas empresas.
Las diferencias surgieron en torno a un proyecto de ley impulsado por el PRO


Axel Kicillof, ex ministro de Cristina Kirchner y referente económico de La Cámpora en el Congreso, acompañó la iniciativa de Cambiemos en la Cámara de Diputados. Junto a él votaron otros pesos pesados: Eduardo "Wado" de Pedro y Andrés "Cuervo" Larroque.

La sorpresa resonó en el recinto cuando llegó el turno de Máximo Kirchner y se transformó rápidamente en murmullos y miradas cruzadas. El hijo de la ex jefa de Estado se abstuvo. Lo imitaron Juan Cabandié, Carlos Castagnetto y Marcos Cleri.


Finalmente la ley promovida por el ministro de Producción, Francisco Cabrera, se aprobó con 189 votos a favor, 7 en contra y 9 abstenciones.


Los voceros del bloque que preside Héctor Recalde dijeron que el voto cruzado se originó en miradas distintas sobre la iniciativa. Máximo cree que la ley es mala porque promueve la precariedad laboral. En cambio Kicillof se había mostrado más receptivo a discutir algunos puntos que no le convencían del proyecto.

Escuchá el programa Sensaciones

Escuchá el programa Sensaciones
Programa radial de fin de semana