LA UCR SE REBELA EN QUILMES

Después de meses de tensión, finalmente la Unión Cívica Radical se rebeló contra el intendente Martiniano Molina. El portazo final surgió esta mañana luego de que despidieran al subsecretario de Servicios Públicos local, Víctor Maruchi, hombre que responde políticamente al secretario de Gobierno, el radical Fernando Pérez.
La UCR finalmente se le plantó al PRO y decidió romper el bloque Cambiemos en el Concejo Deliberante, mientras que en el Gobierno amenazan con abandonar la gestión si no logran ser “reconocidos”.

Ante este nuevo panorama, y tras numerosos amagues de dejar el frente Cambiemos, hoy llegó al Concejo Deliberante el pedido de ruptura. Así, los tres ediles del centenario partido, Mariano Camaño, Raquel Vallejos, Cristina Álvarez y la margarita Susana Maderal decidieron conformar una nueva bancada. Ahora, el oficialismo que responde directamente a Martiniano se quedó tan sólo con cuatro manos en el Legislativo, Juan Bernasconi, José Salustio, Rocío Escobar y Raquel Coldani.
Las diferencias entre ambos espacios se replicaron también en toda la gestión. Si bien Pérez, y los funcionarios cercanos, aún continúan en el Gabinete, no descartaron diezmar las áreas que integran. “Hubo un avance del PRO por los lugares que tiene el radicalismo”, comentó a INFOCIELO un integrante del Gobierno local.
“Estamos en rebelión, en armas ante esta situación. El PRO no está reconociendo todo el trabajo que los muchachos le vienen metiendo a la gestión desde el primer día. Esperamos que el intendente reconsidere esta situación arbitraria en contra de los funcionarios”, agregó la fuente.
Ahora, el radicalismo auna todos sus esfuerzos para intentar revertir la situación. Mientras sus principales referentes definirán los pasos a seguir en el Comité del distrito, Pérez viajó hasta la ciudad de La Plata para llevar la disconformidad directamente al despacho de la Gobernación.