LA ASAMBLEA NACIONAL VENEZOLANA DECLARA RUPTURA DEL ORDEN INSTITUCIONAL

LA PATILLA PUNTO COM/INFOBAE
La Asamblea Nacional aprobó un acuerdo para restablecer el “orden constitucional”, luego de la suspensión de la recolección de firmas que busca activar el referendo revocatorio contra el jefe de Estado

La patilla
El Parlamento venezolano llamó a una rebelión popular y a la presión internacional al denunciar este domingo un “golpe de estado” del gobierno, tras la suspensión del proceso de referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

En una tensa sesión, brevemente suspendida por la irrupción de grupos chavistas en el hemiciclo, la Asamblea Nacional declaró en su resolución final “una ruptura del orden constitucional” cometido “por el régimen” de Maduro.

En ese sentido, resolvió “convocar al pueblo de Venezuela a la defensa activa de nuestra Carta Magna hasta lograr la restitución del orden constitucional” y “solicitar a la comunidad internacional la activación de mecanismos” para el retorno de la “democracia”.

El acuerdo exige también a la Fuerza Armada “no obedecer o ejecutar ningún acto contrario a la Constitución”.

Todo se había desarrollado con normalidad hasta la 1 de la tarde, cuando grupos violentos chavistas, tomaron por asalto el hemiciclo de sesiones. Al parecer, la Guardia Nacional no impidió que entraran los chavistas que se encontraban fuera de la sede de la AN desde temprano, quienes ingresaron al hemiciclo de sesiones. La sesión fue interrumpida aproximadamente durante una hora.

La sesión fue interrumpida durante la intervención del diputado Enrique Márquez, quien continuó hablando tras lograrse el desalojo de los chavistas.


El presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup tomó luego la palabra. Lamentó la interrupción de la sesión por la entrada de grupos violentos chavistas, y denunció que “los grupos violentos que irrumpieron en la AN no actúan espontáneamente”.





La primera parte, antes del asalto

El presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, dio por abierto el debate que tiene como punto único “la restitución del orden constitucional y la democracia”, y que incluye la posibilidad de abrir un “juicio político” contra Maduro.

“En Venezuela se ha dado un golpe de estado continuado. Venimos a oficializar ante el mundo entero que hubo una ruptura del orden constitucional”, dijo desde la tribuna el jefe de la bancada opositora, Julio Borges, mientras desde el hemiciclo los diputados opositores gritaban “el pueblo se respeta”.

Al leer el orden de los debates, Ramos Allup aseguró que también se abordará lo que llama un “abandono del cargo” por parte de Maduro, de gira por Medio Oriente, y el álgido tema de la supuesta doble nacionalidad, venezolana y colombiana, del presidente, que según la oposición lo inhabilita para ejercer el cargo.


El primero en intervenir fue el diputado Julio Borges, quien declaró la rebelión de la Asamblea Nacional tras la ruptura constitucional. Afirmó que “en Venezuela se ha venido dando un Golpe de Estado continuado y que tuvo su culminación al robarle el voto del referendo revocatorio”.

“Ante el abandono de la constitución, el pueblo tiene el derecho a la rebelión y la rebelión de la Asamblea Nacional”.

Indicó que en la sesión, de este domingo, vienen a informarle al mundo entero la lamentable ruptura de la democracia en Venezuela.

“Hoy venimos a oficializar que esta gente enarbola una constitución que ellos mismos violan todos los días”, agregó el Parlamentario.

Luego intervino el diputado Luis Florido dijo que La Constitución y la democracia son de todos los venezolanos.  “Por su temor a perder el poder y los privilegios, decidieron romper con la Constitución”, expresó.

Dijo que las rectoras del CNE van a tener que rendir cuentas ante la justicia internacional. “Una comisión de altísimo nivel acudiremos a la Organización de Estados Americanos para defender la democracia”, expresó.



El diputado Carlos Berrizbeitia convocó “el artículo 350 de la constitución no es un periódico de ayer y ustedes (la bancada oficialista) deben promover la salida democrática porque los golpes de estados lo dan los militares y ustedes si saben de eso”.



La diputada  Dennis Fernández   aseguró que tienen pruebas fehacientes de que la madre de Nicolás Maduro es colombiana. Dio un balance de la investigación que llevó a cabo la comisión especial que se designó en febrero para investigar la “doble nacionalidad del presidente Maduro”.

Dijo que durante todo este tiempo ningún organismo de registro público pudo dar respuesta a las inquietudes sobre el tema o pudo entregar una prueba fehaciente de la nacionalidad. Por ello solicito que “toda vez que la madre del presidente es ciudadana colombiana” se debe levantar un informe sobre el tema “porque es necesario que al pueblo le digamos la verdad”.


Durante su derecho de palabra, la diputada del oficialismo, Tania Díaz, indicó que la oposición lo que trata es pelear por el Poder, porque no tiene ninguna institución que esté a su favor. Igualmente, alegó que en Venezuela se cruzaron dos derechos, el de la élite y el de los ciudadanos.

Respondió a su colega que la antecedió que la Registraduría Pública de Colombia no tiene registró que el presidente de la República, Nicolás Maduro , sea colombiano. Aseguró que”la viceministra de Exteriores colombiana envió una comunicación al presidente de la Asamblea donde dice que no se encontró documento que demostrara que Nicolás Maduro tuviera la doble nacionalidad. Es decir, pueblo de Venezuela, están engañándolos”.


Luego intervino Tomás Guanipa, diputado por Primero Justicia, quien dijo que “hay un pueblo que se está muriendo de hambre, tenemos el derecho y el deber histórico de restituir nuestra democracia. A restituir el poder del pueblo de estar por encima de quien les gobierno. Ustedes hace rato no han ido al pueblo”.

Le habló directamente a la bancada chavista a quienes dijo que existe algo conocido en todo el país que se le dicen “la dieta de Maduro” porque  los venezolanos han perdido peso ya que no tienen qué comer. “Eso nunca había pasado en Venezuela, el pueblo se siente traicionado y estamos aquí en nombre de millones de venezolanos que quieren elegir su futuro y como son mayoría esa mayoría va a imponer la ruta del voto”, dijo.

Envió un mensaje al pueblo de Venezuela. “Pueblo de Venezuela estamos cerca del cambio, esto que vivimos es un dolor de parto que nos dejará un país nuevo”. Al mismo tiempo envió un mensaje a la Fuerza Armada  para que tenga en cuenta que lo que se juega es el futuro de sus familias.





El diputado por la bancada oficialista Víctor Clark, inicio su discurso asegurando que “Somos hijos de república bolivariana de Venezuela, somos hijos de esta constitución”.

“El mismo diciembre del 2015 nosotros reconocimos la resultados adversos (…) A la comunidad internacional le digo que el referendo revocatorio no se puede realizar por culpa de la oposición venezolana. Porque ustedes llevaron referendo por el delito y el fraude”, indicó Clark.

“Yo se que a ustedes le han dicho desde los Estados Unidos que los golpes parlamentarios están de moda (…) pero nosotros venimos desde la rebelión, de la calle y no nos han podido sacar”, señaló Clark.


Freddy Guevara, de Voluntad Popular, invocó la Declaración de Santiago que establece el derecho de los pueblos a la paz. “La paz no es solo la ausencia de conflicto y violencia, sino el derecho a desarrollarse y qué paz hay en Venezuela?. Por eso establece que los pueblos tienen derecho a la rebelión popular”.

Aseguró que el Gobierno ha puesto al pueblo en una encrucijada, “pero hay que ponerlos a ellos en una encrucijada; si permiten la salida pacífica o si salen con las manos manchadas de sangre. Aquí  vendrá un pueblo que va a salir a la calle el tiempo que tenga que salir y el tiempo que tenga que estar hasta restituir sus derechos. La rebelión es un derecho, llegó la hora, llegó la hora de invocar al Libertador y nos vemos el miércoles 26 de octubre en la calle”


El jefe de la bancada del Gobierno, Héctor Rodríguez, dijo que los diputados  de la Unidad “en 10 meses no han hecho absolutamente nada. Es una AN que no sabe que hacer con el poder que le otorgó el pueblo”.

Efectivos de seguridad resguardaban la sede de la Asamblea Nacional, en cuyas puertas se concentraron grupos de seguidores del gobierno.

Los chavistas abuchearon y lanzaron algunos objetos a los diputados que ingresaron a la sede parlamentaria y gritaban consignas: “No hay referendo”, “Esta Asamblea va a caer”.




Infobae

"Declarar oficialmente que existe un Golpe de Estado y que se quebró el orden constitucional". Ese el primer punto que acordó este domingo la oposición venezolana durante la sesión en la Asamblea Nacional en la que decretó el estado de rebelión para recuperar el orden constitucional.

El acuerdo aprobado por la mayoría opositora en la violenta jornada que se vivió en el Parlamento, tuvo lugar después de la decisión del Poder Electoral de suspender la recolección de firmas que buscaba activar el referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

En su intervención durante el acalorado debate parlamentario, Henry Ramos Allup, presidente de la AN, aseguró que el pueblo venezolano tiene el derecho de utilizar los recursos constitucionales para defender la integridad social. En esa línea, aclaró que el referendo constituye un derecho constitucional, y sostuvo que no tiene nada que ver con un intento de golpe de Estado.

"Son recursos que están en la Constitución y  quien trate de hacerlo no se le puede acusar de golpista. Si los servicios de inteligencia constatara una reunión de civiles y militares para proponer la violencia ahí si es inconstitucional", manifestó durante su presentación.

El pasado jueves 20 de octubre por la noche, el Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) emitió un comunicado para informar la paralización de la siguiente etapa para activar el referendo contra Maduro, amparándose en la notificación de cinco tribunales.

"Estas decisiones tienen como consecuencia la paralización, hasta nueva orden judicial, del proceso de recolección de 20% de las manifestaciones de voluntad, que estaba previsto para el 26, 27 y 28 de octubre próximos", indicó la nota del CNE.

Los tribunales regionales de los estados Aragua, Carabobo, Bolívar, Apure y Monagas anularon los resultados de la primera etapa de requisitos para activar el revocatorio, que consistió en la recolección del apoyo del 1% de los inscritos en el registro electoral, por supuesto fraude.



A raíz de esta decisión del Poder Electoral, los distintos bloques de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) coincidieron en que este intento de evitar llevar al jefe de Estado a una consulta popular consiste en un "golpe de Estado".

"El miércoles (…) va a ser el inicio de una movilización en todo el país, vamos a tomar Venezuela de punta a punta, todo el pueblo movilizado para restituir el hilo constitucional", aseguró Henrique Capriles, en una rueda de prensa convocada por la MUD, un día después del anuncio del CNE.

"En Venezuela se dio un golpe de Estado, no se puede calificar de otra forma. Llegó la hora de defender la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela", agregó el pasado viernes el ex candidato a presidente de Venezuela.

Ese mismo día, Maduro pidió que "nadie se vuelva loco" tras la suspensión del referendo. "Que no vuelvan a los tiempos de la locura", manifestó el mandatario en un contacto telefónico con la televisora gubernamental desde Azerbaiyán, donde inició una gira de cuatro días por Medio Oriente, que también le llevaron a Irán, Arabia Saudita, y la culminará en Qatar.

Como consecuencia de la decisión del CNE, la oposición, de mayoría en el Parlamento, llamó a sesión especial este domingo para decretar los pasos a seguir en busca de la activación del referendo revocatorio.

Tras varias horas de debate, y luego de la suspensión de la sesión por la irrupción de grupos chavistas, la Asamblea Nacional aprobó un acuerdo que contempla declarar la ruptura del orden constitucional y golpe de Estado, abrir un juicio político a Maduro, solicitar activación de mecanismos internacionales, denunciar al Estado ante la Corte Penal Internacional por frenar el revocatorio, designación de cinco rectores y suplentes del CNE, y elección de nuevos magistrados del TSJ.

Varias determinaciones del CNE ya habían dilatado el proceso para sacar del poder a Maduro, favorecido además por sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que redujeron las facultades del Parlamento.

El pasado martes, el Poder Electoral aplazó para 2017, sin explicaciones, las elecciones de gobernadores.

Pese a este contexto, y ante la falta de una Justicia independiente, la oposición venezolana mantiene la presión para que el referendo revocatorio se realice antes del 10 de enero de 2017. En ese caso, si el pueblo decide revocar al presidente, se debería llamar a elecciones anticipadas. No obstante, si la consulta popular se lleva a cabo después de esa fecha, quien tomaría el poder es el actual vicepresidente, Aristóbulo Istúriz.

RADIO ESCUCHAS DE SENSACIONES EN FACEBOOK

RADIO ESCUCHAS DE ANDRES ZARZUELO EN FACEBOOK GRUPO