Presupuesto 2017: el peronismo exige cambios en cinco temas clave

El proyecto de ley de Presupuesto 2017 parece estar muy lejos del trámite exprés de los últimos años. En un fuerte mensaje a la Casa Rosada, sin dejar de recordar amablemente su contribución “responsable” a la gobernabilidad en estos nueve meses, el grupo de seis gobernadores peronistas que viene trabajando de manera más articulada se reunió ayer en el Congreso con los diputados que les responden (el Bloque Justicialista), para dejar planteada una agenda de cinco puntos de cara al debate del Presupuesto, con eje en la transferencias automáticas de recursos.
En el salón Delia Parodi, contiguo al de Pasos Perdidos, dieron el presente Gustavo Bordet (Entre Ríos), Carlos Verna (La Pampa), Roxana Bertone (Tierra del Fuego), Domingo Peppo (Chaco), Sergio Casas (La Rioja) y Juan Manuel Urtubey (Salta).


En el salón Delia Parodi, contiguo al de Pasos Perdidos, dieron el presente Gustavo Bordet (Entre Ríos), Carlos Verna (La Pampa), Roxana Bertone (Tierra del Fuego), Domingo Peppo (Chaco), Sergio Casas (La Rioja) y Juan Manuel Urtubey (Salta).

Los mandatarios plantearon cada uno de los temas, que luego resumió el diputado Diego Bossio, como vicepresidente de la comisión de Presupuesto: coparticipación del impuesto al cheque; transferencia automática de los ATN, (que representan 1% de la masa coparticipable); creación de un “Fondo de Convergencia Federal” para “resolver asimetrías”, con recursos que saldrían de dar de baja obras públicas “no prioritarias”; transferencia automática a la Nación del déficit de las cajas previsionales no transferidas (situación en que están Chaco, La Pampa y Entre Ríos); y por último, apoyo al reclamo “histórico” de La Rioja de devolución del 1% de coparticipación retirado en 1988, y al régimen productivo fueguino.

“No venimos a discutir por plata, para ver qué podemos sacar, sino la vida de las provincias, la inversión para obras, para el futuro”, sostuvo el jefe del bloque Justicialista y dirigente de Smata, Oscar Romero. Estuvieron los 17 integrantes del BJ, que en febrero se escindieron del Frente para la Victoria y mantienen una postura de diálogo con el gobierno macrista. La agenda que planteó el BJ viene siendo conversada con Sergio Massa, señaló Bossio a Clarín. Sin mayoría propia, el oficialismo necesita consensos con ambos bloques para tener el número para aprobar el Presupuesto.

“Los gobernadores hemos sido responsables para que el Gobierno nacional cuente con instrumentos, también nosotros necesitamos tener certezas”, dijo el entrerriano Bordet. La fueguina Bertone pidió que se garanticen los recursos para obras públicas, y el chaqueño Peppo advirtió que deberá buscarse “un equilibrio” con Ganancias (el proyecto entraría hacia fin de mes), un impuesto que se coparticipa con las provincias.

A su turno, Urtubey dijo ser “optimista” con el rumbo económico, pero enfatizó la necesidad de hallar “mecanismos para atender a los más vulnerables” y las situaciones “estructurales”. Puso como ejemplo que en Salta hay 110 mil niños de 0 a 3 años “bajo control nutricional”.

En el encuentro -que tuvo prolongación con una cena en Smata- se reclamó por las obras públicas. El diputado pampeano Sergio Ziliotto -quien preside esa comisión- cuestionó la Ciudad y el conurbano concentran el 70% de la obra pública.

Guido Braslavsky/clarín

RADIO ESCUCHAS DE SENSACIONES EN FACEBOOK

RADIO ESCUCHAS DE ANDRES ZARZUELO EN FACEBOOK GRUPO