Empresario denuncia a una conocida firma yesera por una estafa de 10 millones de pesos

 PAREDOM SRL es una empresa dedicada al rubro minero con sede en Salta, que hace trabajos para todo el país. De esa manera llegó a San Juan para la explotación de calizas que la firma Aswell posee en Iglesia.
Según contó Ernesto Paredes, gerente denunciante, la firma que encabeza comenzó a trabajar en el departamento del norte en julio de 2014. “Hasta septiembre de ese año, los pagos fueron normales. Estábamos a cargo de la extracción y traslado de la cantera de yeso. En septiembre de ese año comenzaron los retrasos en los pagos, no obstante continuamos trabajando”, aseguró a DIARIO DE CUYO.


Según contó Ernesto Paredes, gerente denunciante, la firma que encabeza comenzó a trabajar en el departamento del norte en julio de 2014. “Hasta septiembre de ese año, los pagos fueron normales. Estábamos a cargo de la extracción y traslado de la cantera de yeso. En septiembre de ese año comenzaron los retrasos en los pagos, no obstante continuamos trabajando”, aseguró a DIARIO DE CUYO. 

El empresario manifestó que en el mes de octubre, PAREDOM comenzó a trabajar en una segunda cantera, con movimientos de suelo, extrayendo y trasladando material. “Nos solicitaron cambiar la veta para obtener mayor pureza. Así continuamos trabajando hasta el 23 de febrero de 2015, cuando Aswell nos propone suspender por un tiempo la explotación por una cuestión de costos. Nosotros aceptamos y dejamos dos zarandas, una cisterna, torres de iluminación y además construimos un tapón para que nadie pudiera pasar”, agregó.

Paredes aseguró que su firma dejó también unas 15 mil toneladas de yeso de primera calidad sobre la superficie y que luego de varias semanas sin recibir respuestas por parte de Aswell, alguien le dijo que el material que su firma había extraído estaba siendo trasladado en camiones y el movimiento en la zona era normal. Al comprobar que esto era cierto, Paredes y ante la falta de respuestas positivas por parte de Aswell, decidió realizar la denuncia por estafa debido la falta de pago por las tareas realizadas. La suma total ronda los $10 millones. 

Además, el empresario dijo también que los materiales que dejó en la calera (dos zarandas, una cisterna y torres de iluminación, entre otras cosas) ya no están.