BORDA HABLA DE SERIOS PROBLEMAS CON PRECIOS

Terminó agosto y los integrantes del gabinete económico del gobierno nacional repiten, contentos, que la inflación llegó al punto más bajo de la última década. Sin embargo, la batalla aún parece lejos de ganarse. Así surge del análisis que realizó el prestigioso economista Miguel Ángel Broda en una entrevista con radio Mitre, donde aseguró que la cuestión de los precios continúa siendo "un problema serio" en la Argentina.
Si bien el especialista anticipó que probablemente en los próximos meses podría reflejarse una "recuperación cíclica", no ocultó su preocupación por deficiencias estructurales de la economía argentina que a su entender el gobierno de Cambiemos aún no está atacando.

Si bien el especialista anticipó que probablemente en los próximos meses podría reflejarse una "recuperación cíclica", no ocultó su preocupación por deficiencias estructurales de la economía argentina que a su entender el gobierno de Cambiemos aún no está atacando.

Dijo, por ejemplo, que el presidente Mauricio Macri eligió "no bajar el déficit fiscal", ya que la brecha se mantiene en niveles similares a los que registró el país durante los últimos años de gobierno de Cristina Kirchner. Cuestionó, además, que las políticas aplicadas en los primeros nueve meses de gestión reflejen un preocupante aumento de la deuda en términos de PBI y aseguró: "La Argentina está por tocar fondo".


El gradualismo y la inflación preocupan a los empresarios

 
El rumbo económico genera incertidumbre entre algunos especialistas (Telam) El rumbo económico genera incertidumbre entre algunos especialistas (Telam)
13 frases de Miguel Ángel Broda para entender la economía que se viene

"Argentina ha elegido una muy gradual estrategia para bajar la inflación… Hace 9 años que tenemos una inflación del 25% al año excepto cuando devaluamos. Y ahora estamos en esa misma inflación".

"La inflación es un problema serio en la Argentina".

"La tasa de agosto, que va a ser baja, no representa el triunfo contra la inflación".

"Tenemos una altísima inflación y hemos elegido un programa gradual; de muy lenta baja. De ninguna manera Argentina ha superado el problema ".

"Macri ha elegido no bajar el déficit fiscal, sino cambiar su financiamiento, en un contexto en el que no se podían dar malas noticias y no se explicó la gravísima herencia".

"Creo que le economía está tocando fondo. Argentina está a semanas de tocar fondo. Tenemos, sin dudas, una recuperación cíclica por delante, porque la política fiscal es expansiva, porque hay aumentos a jubilados y porque, como dice el ministro de Hacienda, los salarios reales se cayeron. Pero después de cuatro trimestres de caída, la recuperación del cuarto trimestre va a ser casi imperceptible para nosotros".

"Estamos cerca de tocar fondo y es cierto que la economía empieza una reactivación cíclica. La duda es: ¿esta es una reactivación sustentable o es simplemente un efecto rebote?".

"La idea básica del Gobierno es no bajar el déficit fiscal. Tal es así, que en nuestro cálculo el déficit sube este año el promedio de suma anual del último gobierno de Cristina Kirchner, que es 0,8% del PBI por año. En términos de déficit fiscal acá no hay un cambio. En términos de cómo se gasta, en términos de choreo, sin duda hay un cambio pero este es un efecto sustitución".

"El anterior gobierno dejó una herencia positiva que es baja deuda sobre el PBI. El problema es que estamos aumentando rápidamente esa baja deuda. Hemos regresado a ese deporte nacional, que es el endeudamiento masivo".

"Creo que el blanqueo va a ser exitoso. Pero no cambia la historia: lo que se recaude en impuestos apenas va a cubrir el incremento de gastos jubilatorios de los próximos cuatro meses".

"Argentina viene de 70 años de decadencia. Es el único país del mundo que habiendo tenido un PBI per cápita entre los 10 primeros, hoy está 70".

"Cuando uno miraba el triunfo contra el populismo del frente Cambiemos, se ilusionaba con un punto de inflexión en la historia, que nos hagamos un país normal".

"Macri sin dudas es mucho mejor que si hubiera perdido. Ahora Macri, probablemente por su formación, por su equipo con predominio de los objetivos políticos, no se ve a sí mismo como punto de inflexión en la historia. Entonces aquellos que creímos que esto podía ser el punto de inflexión de la historia, tenemos cierto sentimiento de desazón".