BLANQUEO CON TIBIO ARRANQUE

La AFIP no dijo cuánto, pero sí confirmó que el lunes entraron los primeros fondos al blanqueo. La información la dio el subdirector general de Servicios al Contribuyente del organismo recaudador, Sergio Rufail, ante contadores que asistieron a un seminario sobre el Sinceramiento Fiscal, Regularización y Reformas Tributarias que organizó la Unión Industrial Argentina (UIA).
“Ayer (lunes) entró un pago desde el exterior. Fue una transferencia desde una entidad internacional al Banco Nación. Se identificó sin ningún problema. Días atrás se suscribieron bonos”, dijo el funcionario.

“Ayer (lunes) entró un pago desde el exterior. Fue una transferencia desde una entidad internacional al Banco Nación. Se identificó sin ningún problema. Días atrás se suscribieron bonos”, dijo el funcionario.

La expectativa de los contadores es alta. Cuando le preguntaron cómo marcha el operativo “sinceramiento fiscal”, Rufail dijo que esa información se encuentra amparada por el secreto fiscal.

El funcionario señaló que existe una “vocación muy decidida” de la AFIP de respetar “a rajatabla” que no se filtre ningún resultado sobre el sinceramiento. “Nadie va a poder entrar a chusmear quién se presentó o por qué monto lo hizo”, afirmó Sergio Rufail.

En el Gobierno empiezan a admitir que habrá que esperar hasta el filo del vencimiento para tener idea de si el resultará o no un éxito. Por ahora, no dejan de aparecer obstáculos.

El Gobierno de la provincia de Santa Fe (la cuarta economía más importante del país), por caso, no está pensando en adherir al plan de sinceramiento fiscal.

El gobernador Miguel Lifschitz no adoptará ninguna postura oficial de apoyo, pero dejará que la legislatura provincial decida si se exime o no de tasas e impuestos provinciales a aquellos que ingresen al blanqueo. Desde el Gobierno dan por sentado que no habrá adhesión. Hasta el momento ninguna provincia adhirió la iniciativa oficial.

Si Santa Fe no se sube al blanqueo, quienes exterioricen al fisco propiedades o cuentas bancarias de bancos santafesinos tendrán que pagar tributos locales, lo que encarecerá el costo del blanqueo y por lo tanto desalentará a los interesados. Pese a los intentos de diputados y senadores del Pro, el mandatario oficial no avaló públicamente al blanqueo, como si hicieron sus pares de la Ciudad de Buenos Aires y Buenos Aires (distritos en los que el oficialismo presentó proyectos de ley para sumarse al blanqueo). “Se evaluarán las propuestas que se presenten en la legislatura. Pero no habrá una posición pública por el momento”, dijeron a Clarín desde la gobernación santafesina.

Las discusiones parlamentarias locales retrasaron la puesta en marcha del plan de sinceramiento fiscal.

En el Gobierno reconocen que los tiempos se acortan, por ejemplo para subscribir al blanqueo mediante el bono de tres años sólo puede subscribirse hasta el 30 de septiembre.

MARCELA PAGANO/CLARÍN