Macri quiere a "uno del PRO preso" para demostrar que es implacable con la corrupción

Mauricio Macri quiere demostrar que de verdad es implacable con la corrupción y que el avance judicial de los últimos meses no tiene que ver con una persecución al kirchnerismo, y está dispuesto incluso a pagar el costo político de que algún dirigente del PRO vaya preso.
El Presidente lo repite cada vez más seguido en las reuniones con los funcionarios y empresarios más cercanos, según contaron a LPO tres fuentes con acceso a Macri. "Uno del PRO preso", pide para demostrar que lo suyo va en serio contra la corrupción y que no se trata solo de una postura para diferenciarse del kirchnerismo, cuyos funcionarios desfilan a diario por Comodoro Py.


El Presidente lo repite cada vez más seguido en las reuniones con los funcionarios y empresarios más cercanos, según contaron a LPO tres fuentes con acceso a Macri. "Uno del PRO preso", pide para demostrar que lo suyo va en serio contra la corrupción y que no se trata solo de una postura para diferenciarse del kirchnerismo, cuyos funcionarios desfilan a diario por Comodoro Py.

Macri cree que así demostraría ante la sociedad que él no va a negociar con nadie que esté salpicado por la corrupción, y de paso dejaría sin argumentos a Cristina y los suyos que denuncian una persecución orquestada desde la Casa Rosada.

"Muchachos, hasta el 31 de julio todo culpa de los otros. El 1º de agosto, todo responsabilidad de ustedes. Si alguno hace cagadas, no quisiera tener que acompañarlo a Comodoro Py", dijo hace poco en una de las habituales reuniones de seguimiento de gestión que tiene con cada ministerio. La frase dejó sin habla a los funcionarios que lo escuchaban.

Obviamente, en el Gobierno suponen -se esperanzan- que Macri no piensa en sacrificar a ningún funcionario importante ni a nadie de su círculo más cercano, y que si cae alguien será un “perejil”. Pero igualmente ya hay varios que empezaron a inquietarse y recuerdan la avalancha de denuncias que el kirchnerismo lanzó en los últimos meses contra funcionarios macristas.

Peo no sólo los funcionarios están inquietos. También algunos empresarios cercanos a Macri empezaron a preocuparse por la idea, y no les gusta nada cada vez que lo escuchan o les comentan que lo sigue repitiendo. Es que el desbande kirchnerista roza de cerca a muchos grandes ejecutivos involucrados en las obras públicas de la década pasada.

Como reveló LPO, Macri ya les advirtió incluso que meterá en el juego de la obra pública a empresas norteamericanas -impedidas por normas de su país a pagar coimas- y hasta consultoras estadounidenses que auditen todo el proceso. Varios amigos y familiares de Macri se han hecho multimillonarios con la obra pública y acaso pensaban que con él en la Presidencia, había llegado su momento para multiplicar las ganancias.

lpo

RADIO ESCUCHAS DE SENSACIONES EN FACEBOOK

RADIO ESCUCHAS DE ANDRES ZARZUELO EN FACEBOOK GRUPO