La Justicia de Faltas de Capital, cerca de tener récord de causas

En lo que va de este año en el Juzgado de Faltas de Capital ya registran poco más de 30.000 causas, casi la misma cantidad que manejaron en todo el año pasado que acumuló 38.898. "Creemos que con esta tendencia a fin de año vamos a estar sobre las 60.000 lo que es un récord total”, dijo a Tiempo de San Juan el juez del primer juzgado capitalino, Horacio Hernández.
La cantidad representa las actas que se hacen por infracciones de tránsito en Capital, que son las más preponderantes de las que tramita ese tribunal municipal. Según el juez, la respuesta a la voluminosa cifra  es que hay más contralor en las calles, es decir, no es que haya más infracciones sino que hay más detección de infracciones. Uno de los factores que influye es que desde hace un mes que los monitores urbanos fueron habilitados a hacer actas de infracciones, lo que se suma al trabajo de los inspectores, personal de ECO, e inspectores de servicios que no trabajan con lo vial sino en cuestiones de higiene, residuos o construcciones eléctricas, entre otras.


La cantidad representa las actas que se hacen por infracciones de tránsito en Capital, que son las más preponderantes de las que tramita ese tribunal municipal. Según el juez, la respuesta a la voluminosa cifra  es que hay más contralor en las calles, es decir, no es que haya más infracciones sino que hay más detección de infracciones. Uno de los factores que influye es que desde hace un mes que los monitores urbanos fueron habilitados a hacer actas de infracciones, lo que se suma al trabajo de los inspectores, personal de ECO, e inspectores de servicios que no trabajan con lo vial sino en cuestiones de higiene, residuos o construcciones eléctricas, entre otras.  

Las causas que atienden en la justicia capitalina son contravenciones y se dividen básicamente en dos grupos: las de tránsito que son las más numerosas y las de origen múltiple que son menos pero son también las más complejas. En este último grupo atienden asuntos variados, pero la mitad son por falta de  habilitaciones comerciales, pero también hay expedientes por cuestiones tributarias, de higiene y seguridad, instalaciones eléctricas. En lo que va de 2016 entraron 500 actas y alrededor de 200 son complejas, que implican audiencias y evaluación de múltiples pruebas, entre otras.

El año que más actas de tránsito se labraron desde que se creó ese tribunal en 2005 fue 2012 cuando se registraron 51.110, en 2013 fueron 43.182, en 2014 fueron 40.255 y en 2015 bajaron a 38.898, según los números oficiales. Hubo años con menos, como 2009 cuando fueron 16.965.

Infractores pagan cada vez menos

Un repaso por los detalles de las actas de tránsito labradas en los últimos 5 años lanza un dato curioso: los infractores  pagan cada vez menos las multas que se les labran. En 2012, el porcentaje de los que pagaron en el juzgado o en playa respecto del total de actas cargadas fue del 90% y en 2012 fue el 91%, pero en 2013 bajó a 82%, en 2014 a 73% y en 2015 volvió a bajar,  a 72%. Por ende, cada vez son más las actas a ejecutar en proporción con las actas labradas por cada año. El año pasado, de 38.898 actas cargadas, 10.886 fueron a ejecución, mientras que en 2011 de 30714 actas en total, sólo fueron a ejecución 2.775.

Trabajo a full

Según el juez Hernández hay un importante trabajo en equipo que les permite trabajar aceitadamente desde que se creó la Justicia Municipal de la Ciudad de San Juan, en octubre de 2005, que tiene dos juzgados trabajando en la sede de calle Güemes casi Libertador, pero están al límite de su capacidad, aseguró.

Por otro lado, desde fines de 2013 aplican un procedimiento especial, el sistema monitoreo, que le permite a este tribunal municipal adelantar sentencias sin ser la sentencia definitiva. "Antes el acta tenía un proceso ordinario, cada acta era difícil de controlar dependía de un trabajo artesanal. Ahora se le pone sentencia de entrada a todas, se llama monitorea porque es una sentencia que no es definitiva sino que si la persona viene y se defiende puede tener un pago menor o puede incluso anularse el acta de acuerdo a cómo se defienda la persona. Esto implica que se le da tratamiento a todas y no prescribe ningún acta y estamos hablando de unas 50.000 actas al año”, aseguró el secretario del Segundo Juzgado Municipal, Alfredo Carrizo.  

"Los jueces municipales no estamos tarifados, sino que realmente tenemos criterios judiciales, no es que hay una acta de infracción y sí o sí se sanciona, acá se los va a escuchar, pueden apelar, porque puede haber miles de situaciones, se puede equivocar el inspector u otra cosa. Acá es una apelación jurídica”, evaluó Carrizo.

"Nosotros no tenemos fines recaudatorios, es más un trabajo concientizador el nuestro. No somos una máquina de sumar pero si se da un acto de violencia se aplica una sanción más dura”, apuntó Hernández. Y agregó que la gente se acerca cada vez más espontáneamente después de que se le hace un acta.

"El control debe ser permanente y persistente pero solo no alcanza, hay otras variables como la educación. En Chile los sanjuaninos son los que mejor manejan, el chileno acá es un infractor y el argentino allá es un caballero”, concluyó el Juez.

TIEMPO DE SAN JUAN

RADIO ESCUCHAS DE SENSACIONES EN FACEBOOK

RADIO ESCUCHAS DE ANDRES ZARZUELO EN FACEBOOK GRUPO