Israel reconoce que Irán cumple con acuerdo nuclear

Irán cumple con su acuerdo nuclear cerrado el año pasado, ha reconocido este domingo el ministro israelí de energía, Yuval Steinitz.
"Es un mal acuerdo, pero constituye un hecho consumado y, durante su primer año de vigencia, no hemos detectado ninguna violación significativa por parte de los iraníes", ha declarado Steinitz a la radio pública, citado por AFP.


"Es un mal acuerdo, pero constituye un hecho consumado y, durante su primer año de vigencia, no hemos detectado ninguna violación significativa por parte de los iraníes", ha declarado Steinitz a la radio pública, citado por AFP.

El mencionado ministro, cercano al primer ministro del régimen de Israel, Benyamin Netanyahu, ha precisado, sin embargo, que "todavía es demasiado pronto para concluir si este acuerdo de 12 años de duración es un éxito".

Es un mal acuerdo, pero constituye un hecho consumado y, durante su primer año de vigencia, no hemos detectado ninguna violación significativa por parte de los iraníes", ha declarado el ministro israelí de energía, Yuval Steinitz
El Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) sobre el programa de energía nuclear iraní fue acordado el año pasado entre Teherán y el Grupo 5+1 (Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

Estas declaraciones de Steinitz contradicen la postura del régimen israelí, que, desde el principio de los diálogos entre las potencias mundiales con Irán ha expresado su absoluto rechazo, tanto que el ministro israelí de asuntos militares, Avigdor Lieberman, llegó a compararlo, el viernes, con el Acuerdo de Múnich, pacto firmado por las potencias europeas y la Alemania nazi en 1938.

El régimen de Israel lleva años intentando presionar a Irán mediante campañas propagandísticas en las que presenta al país persa como “una amenaza para todo el mundo” por su programa de energía nuclear, mientras tal y como indican las estimaciones, pese a que cuenta con unas 400 ojivas nucleares, se niega a adherirse al Tratado de No Proliferación (TNP) y tampoco permite inspecciones a sus instalaciones nucleares.

Con respecto al acuerdo nuclear iraní, Netanyahu, que había desplegado una férrea campaña contra el mismo, llegó incluso a dar un discurso en el Congreso de EE.UU. para convencer a los senadores estadounidenses de que votaran en contra de dicho pacto.

aaf/anz/msf