Descarrilamiento ferroviario de herencia K

Otra vez una formación del tren Sarmiento se accidentó cerca de Once. Los usuarios sufrieron crisis nerviosas y ataques de pánico. Especialistas ponen la lupa en las deficiencias de las vías y las formaciones chinas que compró el gobierno de CFK
Al menos trece personas resultaron heridas y más del doble debieron ser asistidas por crisis de nervios y ataques de pánico ayer a la tarde, cuando una formación del tren Sarmiento que se trasladaba de Once a Moreno descarriló al salir de la estación de Liniers, en el paso a nivel Barragán.


Al menos trece personas resultaron heridas y más del doble debieron ser asistidas por crisis de nervios y ataques de pánico ayer a la tarde, cuando una formación del tren Sarmiento que se trasladaba de Once a Moreno descarriló al salir de la estación de Liniers, en el paso a nivel Barragán. 
Trenes Argentinos Operaciones emitió un comunicado explicando que “la formación descalzó un bogie del cuarto coche sobre las vías de la traza eléctrica”. En tanto, desde la Unión Ferroviaria informaron que “tres coches se salieron de las vías y se produjo una explosión por cortocircuito de alto voltaje eléctrico”.
Si bien esta vez no hubo que lamentar muertos, el fantasma de la tragedia de Once acechó de nuevo entre los cientos de pasajeros que viajan diariamente sabiendo que no están seguros. Desde el cuerpo de delegados de la línea dicen no estar sorprendidos en absoluto con el nuevo accidente ferroviario. “Un tren que se desplaza a 17 kilómetros evidentemente solo puede descarrilar por la mala condición en la que están los cambios (el aparato que sirve para bifurcar una vía en dos) y este campo donde descarriló ya está denunciado por nosotros desde noviembre de 2015”, dijo a Hoy, Edgardo Reynoso, de la Unión Ferroviaria Línea Sarmiento.
Trenes nuevos, pero inseguros
El gobierno de Cristina Kirchner compró trenes a China en una millonaria operación. Están fabricados por la empresa oriental CSR y, según se informó en su momento, pueden alcanzar una velocidad máxima de 100 km/h. Ahora bien,  por el estado de la traza de la línea no pueden superarse los 75 km/h en el tramo entre las estaciones Moreno y Paso del Rey. ¿Cómo se entiende un nuevo descarrilamiento, entonces? Reynoso lo explicó así: “Acá se ha hecho solo maquillaje. Es decir, se trabajó sobre los trenes, se cambiaron las formaciones, pero no se hizo nada con las vías”. “Nosotros, lo primero que planteamos fue que lo que había que hacer en el Sarmiento era trabajar sobre lo que no se veía, fundamentalmente el sistema de señalamiento. Como no se hicieron esos trabajos, pasó lo que pasó”, insistió el dirigente sindical.
En ese sentido, apuntó sobre la última gestión: “Cada vez que le recordábamos esto al gobierno anterior nos planteaba que estábamos 
poniendo palos en la rueda, que éramos saboteadores. Lo más importante era cortar la cinta, sacarse la foto y mostrar que se había hecho algo,  cuando no se había hecho nada”.
Vías deterioradas, peligro constante
Los trabajadores ferroviarios también alertaron sobre el riesgo de muerte que corren usuarios y trabajadores de la línea Sarmiento argumentando “un deterioro y desinversión en los sistemas y mecanismos de seguridad”. La situación también se registraría en otras líneas ferroviarias, como es el caso del Roca, donde también funcionan formaciones chinas y el estado de los rieles no es el mejor. 
Cabe remarcar que los cambios de vías sobre los que transitan los trenes Sarmiento datan de 1962. Es decir, de hace más de 54 años. “Mientras se publicitan obras que son necesarias pero que distan de ser relevantes en términos de seguridad operativa, la empresa nada dice sobre un plan efectivo que renueve el sistema de señales, los sectores de cambio de vías o el ya muchas veces mencionado Protección Automática de Trenes (ATP)”, concluyeron. 
Cristina y De Vido, imputados por un “tren fantasma”
El mismo día en el que la falta de inversión y concreción de obras ferroviarias durante la gestión de Cristina Kirchner se evidenció en un nuevo accidente de trenes, la expresidenta fue imputada por supuesta malversación y fraude con los fondos públicos que iban a ir destinados a la construcción de un tren turístico en la localidad de Río Turbio, provincia de Santa Cruz.
El fiscal federal Carlos Stornelli solicitó que se investigue a la exmandataria, al exministro de Planificación Julio De Vido y a la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner.
En octubre de 2015 hubo una inauguración formal del emprendimiento, con la presentación de dos locomotoras a vapor y cuatro vagones restaurados a su estado original de 1951. Pero el proyecto nunca se terminó. 
La denuncia original, hecha por el abogado Santiago Dupuy de Lome, consignó que “se destinó la suma de 700 millones de pesos para un tren que nunca funcionó, tiene las vías desgastadas y no son aptas para ningún paso de formación ferroviaria”.
El denunciante había planteado que se debía investigar si la exjefa de Estado, De Vido y Alicia Kirchner incurrieron en los delitos de “malversación de caudales públicos”, “incumplimiento de los deberes de funcionario público”, y “defraudación por administración fraudulenta”. Y recalcó que para el proyecto ferroviario ni siquiera “se obtuvo el permiso de los dueños de las tierras” por donde iba a pasar la formación así como tampoco se consiguió “el permiso de vialidad nacional” para el cruce sobre la Ruta 3.
“El material rodante chino se compró sin garantía”
Las consecuencias negativas de las obras inconclusas en la pretendida renovación de ferrocarriles del país no solo se sufren en la Provincia de Buenos Aires. 
Desde la Asociación Civil Tren para todos, el ingeniero Carlos Rolt contó a Hoy que “en toda la renovación de vías que se hizo de Buenos Aires a Rosario, se empezaron a romper los durmientes nuevos”.
“¿Cómo es posible que esté tardando seis horas un servicio de transporte que hace cien años tardaba cuatro? Las nuevas autoridades determinaron que no pueden circular los trenes a la velocidad que corresponde porque los durmientes están destrozados”, relató.
Según el integrante de la organización sin fines de lucro que trabaja en pos de la vuelta del ferrocarril como principal medio de transporte, “el material rodante chino se compró sin garantía, es decir, sin derecho a reclamar ante ningún tipo de falla y esto está en el convenio publicado en el Boletín Oficial”.
HOY DE LP

RADIO ESCUCHAS DE SENSACIONES EN FACEBOOK

RADIO ESCUCHAS DE ANDRES ZARZUELO EN FACEBOOK GRUPO