ARZOBISPO DELGADO EN LA MIRA POR DINERO QUE DEJÓ DI STÉFANO?

 FONDOS DEL ARZOBISPADO

Di Stéfano le dejó a Delgado otros $500 mil

Además de un plazo fijo de 635 mil dólares en el exterior, el anterior obispo también dejó recursos por cobrar.
Además de un plazo fijo de 635 mil dólares en el exterior, el anterior obispo también dejó recursos por cobrar.

Por Walter Rios - Diario De Cuyo
Al partir de la cúspide de la Iglesia de San Juan, monseñor Ítalo Severino Di Stéfano no sólo le dejó 635 mil dólares en una cuenta en el exterior a su sucesor, Alfonso Delgado, sino también cerca de 500 mil pesos a cobrar. El dato surge de un documento al que accedió este medio y que fue firmado por el asesor económico del anterior obispo, Miguel Martín Martín, al relevar el estado de los recursos durante el cambio de mando. De esa forma, el jefe de la diócesis local contó con importantes activos al asumir y hoy continúa sin dar explicaciones exhaustivas sobre el uso de parte de los fondos depositados en un banco internacional, luego de que algunos sacerdotes expresaran que no están convencidos con las aclaraciones. Si bien emitió un comunicado en el que hizo referencia a los gastos que más llamaron la atención, no hubo detalles ni documentación respaldatoria.

Fuera de los recursos habituales, monseñor Delgado contaba en mayo de 2000 con dos fuentes que había heredado de Di Stéfano: el cobro de 420 mil pesos en 20 cuotas mensuales por la venta de un terreno del Arzobispado a la Universidad Católica de Cuyo para su ampliación y el recupero de un préstamo de 70.800 pesos que tenía que devolver la misma casa de estudios, aseguraron fuentes calificadas. Se trata de una cifra total valiosa, teniendo en cuenta los valores de la época. Pero no fue lo único que heredó, ya que su predecesor había constituido un plazo fijo de 635.653 dólares en un banco del exterior. Antes de dejar el Arzobispado, el deseo de Di Stéfano era que se construyera un templo en honor a Nuestra Señora de Guadalupe en el Seminario de Pocito con los recursos depositados. Sin embargo, nunca se materializó dicha parroquia.

Delgado tomó parte de esos fondos y según destacó en el comunicado, “se consideró que otras necesidades eran más urgentes”, como “asegurar la propiedad de bienes de la Iglesia de un valor muy superior, que se encontraban en litigio desde hacía muchos años y ahora están debidamente asegurados y escriturados”. Dentro de ese ítem, está el pago de 203 mil dólares en honorarios a un estudio jurídico por el recupero de un terreno céntrico en el que hoy funciona una guardería. Por otro lado, figura la inversión de 90 mil dólares por la renovación eléctrica del edificio del Arzobispado, el cual, según el escrito, estaba “en riesgo de sufrir un posible incendio”. Un grupo de curas que asistió a las explicaciones del administrador interino y del obispo no quedó conforme y en el comunicado no hubo desagregados ni detalles de las tareas. Además, hay dudas sobre como Delgado dispuso de esos fondos. De acuerdo al Código de Derecho Canónico y la Conferencia Episcopal Argentina, “el monto máximo para enajenaciones sin autorización de la Santa Sede será de 300 mil dólares”. El monto dejado por Di Stéfano era superior a esa cifra, por lo que cualquier movimiento de ese dinero necesitaba la autorización del Vaticano, cosa que, según las fuentes consultadas por este diario, no habría existido, ni del Consejo Económico ni de Consultores.

RADIO ESCUCHAS DE SENSACIONES EN FACEBOOK

RADIO ESCUCHAS DE ANDRES ZARZUELO EN FACEBOOK GRUPO