Alemania busca endurecer sus leyes contra los yihadistas

Tras la serie de ataques que se produjeron en Alemania, en julio, el ministro alemán del Interior, el demócrata cristiano Thomas de Maizière, propuso ayer que se retire la nacionalidad alemana a los combatientes yihadistas que sean binacionales. “Los alemanes que participen en combates en el extranjero con una milicia terrorista y que posean otra nacionalidad deberían perder su nacionalidad alemana”, propuso el ministro.
Según un informe de mayo de los servicios secretos alemanes, unos 820 yihadistas dejaron Alemania para ir a luchar a Siria e Irak. Alrededor de 140 murieron, unos 420 estarían todavía en Medio Oriente y el resto, unos 270, volvieron a Alemania. Así, De Maizière también propuso que la “puesta en peligro de la seguridad pública” sea motivo de arresto y con tal de poder detener rápidamente a personas sospechosas de perpetrar ataques y acelerar los procedimientos de expulsión de los extranjeros involucrados en este tipo de hechos. Incluso el ministro planteó castigar penalmente las expresiones que denoten “simpatía por el terrorismo”.


Según un informe de mayo de los servicios secretos alemanes, unos 820 yihadistas dejaron Alemania para ir a luchar a Siria e Irak. Alrededor de 140 murieron, unos 420 estarían todavía en Medio Oriente y el resto, unos 270, volvieron a Alemania. Así, De Maizière también propuso que la “puesta en peligro de la seguridad pública” sea motivo de arresto y con tal de poder detener rápidamente a personas sospechosas de perpetrar ataques y acelerar los procedimientos de expulsión de los extranjeros involucrados en este tipo de hechos. Incluso el ministro planteó castigar penalmente las expresiones que denoten “simpatía por el terrorismo”.

En julio hubo dos atentados reivindicados por el Estado Islámico en el sur de Alemania. Un ataque con hacha cometido en un tren por un joven de 17 años, al parecer de origen afgano, dejó cinco heridos, y un atentado explosivo de un sirio, que murió en el ataque, hirió a 15 personas en las inmediaciones de un festival de música.

El mes pasado, la canciller Angela Merkel se comprometió a “hacer todo lo humanamente posible” para que Alemania siga siendo segura. De Maizière dijo que las autoridades nacionales estudian cuánto personal más necesitan para la policía y la agencia de inteligencia. Alemania está evaluando sumarse a los países que ya revisan los perfiles en medios sociales de personas que entrar al territorio en programas de reasentamiento.

Sobre la posibilidad de que se levante el precepto de la confidencialidad medico-paciente, como propone el ala más derechista de la oficialista Unión Demócrata Cristiana (CDU), recordó que ya están liberados de este precepto los terapeutas y otros especialistas en casos de gravedad, si se detectan tendencias suicidas y otros trastornos que implican un problema grave de seguridad, para terceros o para el propio paciente.

Ante una eventual prohibición de la burka y otros velos islámicos integrales, algo que han planteado sectores conservadores, dijo que es algo difícil de imponer, pese a que sí lo han hecho otros países europeos, como Francia. “No se puede prohibir todo lo que se rechaza. Yo mismo rechazo el uso del burka”, afirmó tras destacar que le resulta “preocupante” utilizar esas prendas en lugares públicos.


la tercera - chile

RADIO ESCUCHAS DE SENSACIONES EN FACEBOOK

RADIO ESCUCHAS DE ANDRES ZARZUELO EN FACEBOOK GRUPO