Tras la tragedia en Capital, los empresarios afirman que no hay imprudencia de los colectiveros

EL DESASTRE TRAS UN COLECTIVO EMBESTIR A UNA MONITORA URBANA DE LA CIUDAD.
La muerte de Evangelina Ester Brizuela, la Monitora Urbana de Capital, al ser arrollada por un colectivo puso en el ojo de la tormenta la conducta de los choferes frente al volante. Desde ATAP, afirman que se trata de “casos aislados” y que no hay negligencia por parte de los trabajadores.


La muerte de Evangelina Ester Brizuela, la Monitora Urbana de Capital, al ser arrollada por un colectivo puso en el ojo de la tormenta la conducta de los choferes frente al volante. Desde ATAP, afirman que se trata de “casos aislados” y que no hay negligencia por parte de los trabajadores.

“Puede haber algún caso aislado de imprudencia. Lamentablemente en San Juan tenemos un tránsito muy complicado, hay calles destruidas por las cloacas y arboledas frondosas que hacen que los colectiveros se atrasen y después anden a más velocidad”, dijo Ernesto Moyano, representante de los propietarios de las empresas de colectivos.

“A todos los vehículos que transitan se les pueden imputar las mismas faltas que a un colectivo”, agregó en diálogo con Radio Sarmiento y detalló que en relación a la cantidad de unidades, sólo un “10% protagoniza siniestros menores”.

DIARIO DE CUYO