Desarman el tranvía de Puerto Madero inaugurado por Ricardo Jaime

El tranvía de Puerto Madero, que transportaba escasos pasajeros en apenas 16 cuadras de recorrido, será desmantelando para construir una nueva alternativa para el tránsito en en la zona del "Bajo", en la Capital Federal.
Las vías del denominado "Tren del Este", inaugurado por el ex secretario de transporte del kirchnerismo, Ricardo Jaime, serán levantadas para crear el nuevo "Paseo del Bajo". La obra, impulsada por el Gobierno porteño, prevé construir un túnel de casi 7 kilómetros para uso exclusivo de camiones y ómnibus de larga distancia. Por otro lado, el diseño del paseo también incluye avenidas sólo para vehículos particulares.


Las vías del denominado "Tren del Este", inaugurado por el ex secretario de transporte del kirchnerismo, Ricardo Jaime, serán levantadas para crear el nuevo "Paseo del Bajo". La obra, impulsada por el Gobierno porteño, prevé construir un túnel de casi 7 kilómetros para uso exclusivo de camiones y ómnibus de larga distancia. Por otro lado, el diseño del paseo también incluye avenidas sólo para vehículos particulares.

La obra estaría lista para 2019 y conectará el sur y el norte del conurbano. Los carriles sobre el recorrido Huergo-Madero conectarán la autopista Buenos Aires – La Plata, mientras que hacia sentido norte, sobre Alicia Moreau de Justo, se empalmará con la Illia.


La nueva obra reemplazará a un tranvía costoso y escasamente utilizado que funcionó entre 2007 y 2012. El transporte contaba con sólo dos formaciones que habían costado dos millones de euros cada una. Ahora esos vagones serán destinados al Premetro.

En tanto, su construcción le había demandado al Estado unos 46 millones de pesos. Además, para su funcionamiento el Estado también otorgaba un subsidio de casi un millón de pesos por mes.

En un primer momento se diseñó un recorrido para unir Retiro con Barracas, Constitución y La Boca. Pero en los hechos, el tranvía sólo cubrió 16 cuadras entre las avenidas Córdoba e Independencia, sin conectar de manera directa con otros transportes masivos. La rimbombante inauguración en 2007 había contado con la presencia del entonces presidente, Néstor Kirchner, junto a Cristina Elisabet Kirchner y el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime.