Delitos económicos, deuda de la Justicia con los sanjuaninos

El pago de un plan para llegar a un cero kilómetro; avivados que se abusaron de la necesidad de viviendas y embaucaron a cientos prometiendo un techo; comerciantes que entregaron motos con créditos a sola firma y sólo les pagaron un par de cuotas; estos son algunos casos reales que la Justicia ordinaria de San Juan no dio respuesta. Y eso que se trataron de casos que tuvieron viento a favor porque tuvieron a grandes cantidades de damnificados y tomaron estado público. Pero hay muchos casos más que no llegan a los medios y que cientos de sanjuaninos sufren porque el servicio de Justicia nunca les solucionó el problema. Una posible solución para todas las partes, tanto para el damnificado como para los mismos jueces, es el funcionamiento del fuero penal económico. Está creado desde hace 13 años pero nunca se puso en práctica.
El pago de un plan para llegar a un cero kilómetro; avivados que se abusaron de la necesidad de viviendas y embaucaron a cientos prometiendo un techo; comerciantes que entregaron motos con créditos a sola firma y sólo les pagaron un par de cuotas; estos son algunos casos reales que la Justicia ordinaria de San Juan no dio respuesta. Y eso que se trataron de casos que tuvieron viento a favor porque tuvieron a grandes cantidades de damnificados y tomaron estado público. Pero hay muchos casos más que no llegan a los medios y que cientos de sanjuaninos sufren porque el servicio de Justicia nunca les solucionó el problema. Una posible solución para todas las partes, tanto para el damnificado como para los mismos jueces, es el funcionamiento del fuero penal económico. Está creado desde hace 13 años pero nunca se puso en práctica.


El 14 de agosto de 2003 se aprobó la reforma al Código Procesal Penal de San Juan. Y el 24 de octubre de 2003 se publicó en el Boletín Oficial su reglamentación.

Allí se estipuló en el artículo 41 la creación del Tribunal Oral en lo Penal Económico: "El Tribunal Oral en lo Penal Económico, a través de sus Salas Unipersonales o como Tribunal Colegiado, juzgará en única instancia los delitos comprendidos  en el Título VI, Capítulo IV, IV bis y V; Título XI, Capítulos VI, VII, VIIII, IX, IX bis y artículos 278º del Capítulo XIII; y TÍTULO XII, Capítulos  V  y  VI del Libro Segundo del Código Penal”.

En esa edición del Boletín Oficial también quedó estipulado el artículo 47: "El Juez en lo Penal Económico investigará los delitos de acción pública comprendidos en el artículo 41”.

De esa forma se creaba el fuero penal económico, con un juzgado para que investigue y un tribunal para que juzgue. Trece años después, en Tribunales nadie sabe explicar por qué nunca se puso en práctica.

¿Por qué sería importante crear una nueva estructura en la Justicia? En primer lugar, porque nadie le está dando respuesta a los sanjuaninos que sufren estafas y no reciben respuestas. Y no son pocos.

Según se pudo confirmar en tres de los cinco juzgados de instrucción, que es donde se investigan estos delitos de defraudación, confirmaron que las estafas están terceras en el ranking de cantidad de delitos que ingresan por mes. Primero están los delitos contra la propiedad, segundo los abusos sexuales y tercero están las estafas.
 Por mes ingresan un promedio de entre 1.000 a 1.500 causas en los juzgados de instrucción. De ellas, entre el 10 y el 15 % son defraudaciones; y el 80 % de éstas últimas quedan impunes, según fuentes judiciales que a diario trabajan con esas causas.

¿Por qué no las tramitan? Porque los jueces están apretados por el artículo 14 del Código de Procedimientos, el cual obliga a dar prioridad a las causas con detenidos y, en segundo lugar, a las que provocan conmoción social.
Como el grueso de las estafas no tienen detenidos porque son delitos excarcelables, y la gran mayoría no son causas de impacto social, lo más seguro es que el caso del sanjuanino que fue estafado termine archivado y luego prescripto.

Para los jueces también son un gran problema los delitos económicos y la falta de un fuero penal económico.
En primer lugar, porque no tienen personal capacitado en investigar esos delitos que, generalmente, suelen ser complejos porque requieren de conocimientos contables. En segundo lugar, son casos engorrosos para tramitar.

En los casos de mucho impacto social (ver nota vinculada) los jueces sufren con los delitos de estafa porque, literalmente, les clavan el juzgados porque les lleva tiempo y tienen que descuidar las causas con detenidos, las que luego sí o sí tienen que resolver.

Por ahora no hay ninguna intención en Tribunales de crear el fuero penal económico.

Tal vez una posible solución llegue de la mano de una contadora que podría asistir a los jueces de instrucción que investiguen casos complejos.

Grandes causas que lo pedían a gritos
imagen


Expropiaciones: sin lugar a dudas es la causa de más peso en la historia judicial sanjuanina. Y fue la más engorrosa de investigar por los tres jueces de instrucción que la tuvieron en sus manos en el Quinto Juzgado de Instrucción. El caso requería de conocimientos profundos de contabilidad y de agrimensura. En juego estaban decenas de millones de pesos que el Estado Provincial habría pagado erradamente mediante causas judiciales irregulares.
imagen


Usura en la mutual: el incremento de 2,5 a 7,5 millones de pesos en la deuda de la mutual de la UNSJ cuando se produjo el recambio de autoridades terminó en el Cuarto Juzgado de Instrucción. El mar de balances, cheques y estados contables hizo que el juez tuviera que recurrir a los servicios de un contador externo al Poder Judicial. Ese trámite llevó meses hasta que se autorizó, se pagó y el trabajo contable llegó al juzgado. El juez Heredia Zaldo aún no resuelve el caso.
imagen


Caja MOB: es la caja de los Médicos, Odontólogos y Bioquímicos, quienes fueron estafados en 1 millón de dólares por una de sus comisiones: compraron un terreno por 300.000 dólares y a la Caja MOB se lo facturaron en 1,3 millones de dólares. La causa cayó en el Cuarto Juzgado de Instrucción. Si bien el delito parecía sencillo, investigar todos los balances y las decisiones de las autoridades de la institución requería de conocimientos específicos sobre estatutos y del funcionamiento de ese tipo de instituciones, lo cual no es conocido en profundidad por los jueces.
imagen


Criadero de chanchos: El empresario Hugo Naranjo, junto a cuatro socios, están procesados por una millonaria estafa en una triangulación que se hizo en la venta del criadero de cerdos Campo Fértil, cuyos porcinos fueron genéticamente tratados en Inglaterra. El caso fue investigado en el Quinto Juzgado de Instrucción y requirió de un estudio profundo del juzgado para conocer la constitución de sociedades civiles y determinar si el empresario Naranjo había o no cometido defraudación. Lo denunció su ex socio, el empresario Eduardo Fornasari.

En cifras
1000 a 1500
Es la cantidad de causas que, en promedio, ingresan por mes a los juzgados de instrucción en turno.
10 a 15 %
Es el porcentaje de delitos de defraudación del total de las causas mensuales en los juzgados de instrucción.
80 %
De las causas por delitos de defraudación que entran por mes no son investigadas y mueren impunes.

MARTÍNEZ PUGA/TIEMPO DE SAN JUAN

RADIO ESCUCHAS DE SENSACIONES EN FACEBOOK

RADIO ESCUCHAS DE ANDRES ZARZUELO EN FACEBOOK GRUPO