ORGANIZACIÓN FASCISTA MANTENIDA POR MUNICIPIOS Y ENTES CHILENOS

EL MILLÓN DE DÓLARES PARA LUCÍA HIRIART -HIJA DEL X DICTADOR AUGUSTO PINOCHET-. COMO DIJERAN EN CHILE, LA PILLERÍA QUE DEJÓ PINOCHET EN ÉSTE NEGOCIO RENTABLE:
El flujo de dineros del Estado hacia la fundación de la viuda de Pinochet sigue sorprendiendo. Además del millonario patrimonio inmobiliario que CEMA recibió del Fisco en dictadura, CIPER encontró solo en la última década otros $682 millones aportados por 89 municipios. Una “caja chica” para la fundación de Lucía Hiriart. Algunos municipios no han tenido problema en disminuir subvenciones a Coaniquem en su beneficio o financiar obras como “el mantel más largo de Mulchén”. La Tesorería General de la República, el GORE del Maule y la Subsecretaría de Hacienda también le aportaron dineros.

El flujo de dineros del Estado hacia la fundación de la viuda de Pinochet sigue sorprendiendo. Además del millonario patrimonio inmobiliario que CEMA recibió del Fisco en dictadura, CIPER encontró solo en la última década otros $682 millones aportados por 89 municipios. Una “caja chica” para la fundación de Lucía Hiriart. Algunos municipios no han tenido problema en disminuir subvenciones a Coaniquem en su beneficio o financiar obras como “el mantel más largo de Mulchén”. La Tesorería General de la República, el GORE del Maule y la Subsecretaría de Hacienda también le aportaron dineros.

Son cerca de $9 mil millones los que ha ingresado a sus arcas la Fundación CEMA Chile, tras la liquidación de una parte de los más de 230 inmuebles que el Estado le entregó en forma gratuita durante la dictadura. Tal como reveló CIPER (ver reportaje), en la práctica, CEMA ha operado durante décadas como un rentable negocio inmobiliario para la familia Pinochet gracias a las propiedades -repartidas de norte a sur- que recibió la fundación que preside Lucía Hiriart a perpetuidad.

Pero el flujo de dineros del Estado hacia la fundación de la viuda de Pinochet ha continuado en democracia y en la última década. Porque a la venta de una parte del millonario patrimonio inmobiliario que recibió del Estado, CEMA ha sumado otras vías de ingresos financieros. Una “caja chica” con dineros allegados por distintos municipios y entidades públicas destinados supuestamente al funcionamiento de las sucursales de la fundación en el país.

La indagación de CIPER detectó que desde el 2004, CEMA ha recibido $682 millones (US$1 millón, al valor actual) en donaciones, realizadas principalmente por municipalidades. Además de los $291 millones entregados por la Municipalidad de Viña del Mar, y visados –según dio a conocer Contacto (Canal13) – por su alcaldesa Virginia Reginato (UDI), CIPER encontró aportes provenientes de otros 88 municipios.

Según un registro del Ministerio de Hacienda (Registro Central de Colaboradores del Estado y Municipalidades) que contiene la lista de los principales donantes de CEMA, Viña del Mar es secundada por dos comunas de la Región Metropolitana: Vitacura y Providencia, con $40 millones y $28 millones, respectivamente. En cuarto lugar, figura el municipio de Santa Bárbara (Octava Región), con aportes que en total suman $23 millones (ver todos los aportes de municipios a CEMA).

En la nómina recopilada por CIPER, destacan varios hechos. El primero de ellos es que no solo municipios entregaron dineros a CEMA. Existen cuatro transferencias que totalizan $11,2 millones realizadas por el Gobierno Regional del Maule (Gore VII Región) a la sede de CEMA en Linares. Desde el Gobierno Regional señalaron a CIPER que estos aportes fueron entregados durante la administración de Sebastián Piñera, por el entonces intendente Rodrigo Galilea, como parte de los fondos de cultura que entrega el organismo a distintas instituciones.

Otras 100 transferencias por un total de $4,9 millones provienen de la Tesorería General de la República, dinero que benefició a dos sedes de CEMA ubicadas en Iquique y Coihaique. Desde la Tesorería informaron a CIPER que esos dineros corresponden a subsidios amparados en la Ley 20.255 de bonificación a la contratación de mano de obra en zonas extremas.

También aparece una única transferencia de $2,8 millones hecha por la Subsecretaría de Hacienda a CEMA en la Región Metropolitana. Versiones recogidas por CIPER apuntan a que se trata de dineros entregados en 2012 para la implementación de una sucursal de CEMA en Quilpué (ver fichas). En ese momento, el subsecretario de Hacienda era el ex diputado Julio Dittborn (UDI).

Otro de los aportes llamativos es la donación de $5,4 millones que salió de las arcas de la Municipalidad de Taltal (Región de Antofagasta), dinero que nunca llegó a la sede de esa localidad. Los recursos, parcelados en 20 transferencias, ingresaron directamente a la caja del que fuera el cuartel general de CEMA Chile en Santiago hasta 2013, ubicado en Avenida Bilbao 1145 (Providencia).

Los aportes de municipios y entidades públicas han ido a parar a diez sedes regionales de CEMA, las que cuentan con sus propios ruts y patrimonio. Tal como reveló CIPER en febrero pasado, la fundación de Lucía Hiriart cuenta con al menos 186 filiales en Chile (ver reportaje).

La venta de las propiedades entregadas por el Estado a CEMA Chile forma parte de una de las aristas abiertas en el marco de la investigación judicial del llamado Caso Riggs, en el que se indaga sobre el origen del millonario patrimonio de Pinochet y su familia, parte del cual se ocultaba en cuentas y sociedades fuera de Chile. A fines de mayo, la defensa de Lucía Hiriart apeló a la sentencia de primera instancia dictada a mediados de 2015 por el ex ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago, Manuel Antonio Valderrama (hoy ministro de la Corte Suprema), y pidió la restitución de 24 propiedades a nombre de Augusto Pinochet, tres automóviles de lujo y casi US$ 5 millones.

EL MANTEL MÁS LARGO

El 17 de enero de 2015, el concejo municipal de Quilpué (Región de Valparaíso), aprobó un aporte para la sede comunal de CEMA. Fueron $2,2 millones destinados a pagar “gastos operacionales, sueldos de secretaria, gastos de oficina y útiles de aseo, luz, agua, teléfono y gas”, según consta en el acta de concejo (ver documento). No era la primera donación a CEMA que hacía la comuna liderada por el alcalde Mauricio Viñambres (PS). Según el registro de Hacienda, desde ese municipio se han realizado 35 transferencias a esa fundación por un total de $21,3 millones.

placa-fundacion-cema-chileLos fines de las donaciones son diversos. El 23 de octubre de 2013, por ejemplo, el concejo de la Municipalidad de Mulchén (Región del Biobío), liderada por Jorge Rivas (DC), aprobó una donación a la sede de CEMA en esa localidad por $500 mil. El objetivo: “financiar el término de la confección del mantel más largo de Mulchén”. Ese mismo año, CEMA le vendió un terreno a ese municipio en $1,5 millón. La paradoja es que el predio había sido cedido en 1985 por la propia alcaldía a la fundación. En total, la comuna de la Octava Región realizó con distintos fines siete transferencias a CEMA por un total de $3 millones (ver documento).

El 12 de marzo de 2015, la Municipalidad de Tiltil decidió otorgarle $300 mil a CEMA destinados a la compra de “dos máquinas de coser” para la realización de un taller de costura en la comuna. En junio de 2014, en tanto, el concejo municipal de Curicó aprobó una donación de $1,2 millón a CEMA, dinero que la fundación destinaría “a la capacitación de 22 centros de madre de la comuna, beneficiando a un total de 296 socias”. Casi un año después, el 25 de mayo de 2015, el concejo volvió a dar luz verde a una donación por $2 millones a la fundación de Lucía Hiriart, “destinados a cubrir los gastos de materiales y cancelación de monitoras”. En los registros cotejados por CIPER, aparecen 14 transferencias desde ese municipio por un monto de $11,2 millones.

El 7 de enero de este año, la alcaldesa de Viña del Mar, Virginia Reginato, propuso ante el consejo comunal la aprobación de una subvención de $26 millones para la fundación con la que Lucía Hiriart controla un patrimonio que hasta hoy no ha sido posible cuantificar. Tal como reveló Contacto, el municipio viñamarino ha instruido transferencias por $291 millones a CEMA. Se pactó que esta última donación, aprobada por el concejo en enero pasado, se realizara en 12 cuotas a objeto de financiar más de 30 ítems, desde la compra de hornos, calculadoras y combustible, hasta la mantención de vehículos y arriendo de oficinas administrativas. A ellos se agregan costos fijos relativos al pago de luz, agua, gas, teléfono e internet.

Requinoa, en la Sexta Región, es otra de las comunas que ha favorecido a CEMA. La municipalidad ha realizado 21 traspasos a la fundación por un total de $12,7 millones. En la sesión de concejo municipal del 20 de enero de 2010, presidido por el alcalde Antonio Silva (IND), se autorizó una donación por $1,2 millón para la institución sin fines de lucro. Lo curioso es que inicialmente se había pactado un monto distinto: $800 mil. Pero en esa sesión del consejo del 20 de enero, tomó la palabra el concejal Sergio Cabezas. En el acta quedó registrada su intervención: “En consideración al excelente trabajo que realiza CEMA Chile, (el concejal) sugiere rebajar de los gremios $250 mil a cada uno y aumentar a CEMA y Cruz Roja”.

Y así se hizo. Para recaudar los aumentos propuestos por Cabezas, se redujo el monto de las donaciones a Coaniquem (bajó de $700 mil a $500 mil) y a la Asociación de Funcionarios de la Salud, entre otros. CEMA recibió $400 mil adicionales ($1,2 millón en total), mientras que la Cruz Roja solo $100 mil (ver documento).

Aunque el monto entregado no parece relevante, la Municipalidad de San Vicente (Sexta Región), tiene un récord: ser el más constante en la entrega de donaciones. Ha realizado 97 aportes, por goteo, los que suman $4 millones. Desde el municipio señalaron que esas donaciones se ejecutaron durante la pasada administración de Virginia Troncoso (UDI), alcaldesa que además entregó a CEMA una propiedad en comodato. Aclararon que la actual administración le puso término a los aportes y al préstamo del inmueble.

DIVISIONES REGIONALES

Al igual que el Ejército, CEMA Chile ha mantenido una estructura basada en divisiones regionales, las que cuentan con su propia directiva, pero siempre subordinadas a lo que dicte el aparato central. Así, cada una de las organizaciones sale a tocar las puertas de municipios y otras entidades públicas en busca de financiamiento.

En esta investigación se detectaron 10 divisiones regionales de CEMA (con diez ruts distintos) que han sido objeto de ayudas económicas.

cema-chileEn la Región Metropolitana, los aportes de fondos se han realizado al cuartel general de la Fundación CEMA Chile, ubicado hasta 2013 en Francisco Bilbao 1145. Ese año, el inmueble fue vendido a la Inmobiliaria Delabase II en $625 millones. La propiedad había sido entregada por el Ministerio de Bienes Nacionales en 1985 a la fundación espejo de CEMA: Apoyo Social (FAS), creada por Lucía Hiriart, una de sus hermanas, y sus hijas Lucía, Verónica y Jaqueline Pinochet. Actualmente, ambas fundaciones tienen como sede central una casa en Bilbao 1049.

Desde el 2004, la sede central de CEMA ha recibido donaciones de 18 municipios por un total de $123 millones. Las comunas que más dinero han entregado son Vitacura ($39 millones), Providencia ($27 millones), Lo Barnechea ($16 millones) y Puente Alto ($10 millones). En esta región, CEMA posee a lo menos 27 bienes raíces y ha vendido más de 40 desde el retorno de la democracia.

En la Quinta Región, los aportes para la sucursal de CEMA suman $340 millones, proveniente de las arcas de nueve municipios de la zona, entre los que destacan: Viña del Mar con $291 millones, Quilpué ($21 millones), Villa Alemana ($12 millones) y San Esteban ($5,5 millones). En esta región, CEMA Chile llegó a tener 20 propiedades: 12 aún están a su nombre y nueve fueron vendidas.

Más al sur, la sede regional de la fundación en el Biobío –ubicada en Veteranos del ’79 N° 430, Concepción– recibió aportes de 17 municipios por un total de $92 millones. Las comunas de Santa Bárbara ($22,9 millones), Coihueco ($13,6 millones) y Tomé ($10,2 millones) son las que más dinero aportaron a la institución. En esta región, CEMA mantiene 18 propiedades inscritas a su nombre y ha vendido cerca de 23 bienes raíces. Según la encuesta CASEN 2011, un 21,5% de la población de la región del Biobío se mantiene por debajo de la línea de la pobreza, cuando la media nacional es 14,4%.

Otra partida de dinero del Estado lo recibió la unidad de CEMA en el Maule (Séptima Región), la que registra aportes de 15 comunas. Pero la institución que preside la viuda de Pinochet no solo ha recaudado dineros de distintas arcas municipales. En esta región, los aportes suman $58 millones, de los cuales $11,2 millones corresponden a transferencias decididas por el GORE.

En las regiones de La Araucanía y Los Ríos, las donaciones son más modestas. Mientras que la sede de CEMA de la IX Región recibió aportes por $15,7 millones de siete municipios, la de la XIV Región obtuvo $10 millones provenientes de cinco comunas.

CIPER

RADIO ESCUCHAS DE SENSACIONES EN FACEBOOK

RADIO ESCUCHAS DE ANDRES ZARZUELO EN FACEBOOK GRUPO