El dólar no repunta y Sturzenegger sigue firme en la baja de la tasa de Lebacs

El Banco Central volvió a bajar la tasa de las letras a 35 días 100 puntos básicos (un punto porcentual), que quedó en un nivel del 32,25% anual, 575 puntos básicos por debajo del 38% vigente en marzo y abril. La nueva tasa equivale a un interés mensual del 2,6875%, que el BCRA considera "positiva en términos reales con respecto a la inflación que se espera hacia adelante". 
El descenso fue justificado en que "diversos indicadores sugieren que el proceso de desinflación continúa en línea con el sendero planteado por el Banco Central" y el hecho de que Federico Sturzenegger no quiere pronunciar el sesgo contractivo de la política monetaria. Sin embargo, para algunos analistas responde a la necesidad de estabilizar el precio del dólar que sigue presionando a la baja con consecuencias para la industria.


El descenso fue justificado en que "diversos indicadores sugieren que el proceso de desinflación continúa en línea con el sendero planteado por el Banco Central" y el hecho de que Federico Sturzenegger no quiere pronunciar el sesgo contractivo de la política monetaria. Sin embargo, para algunos analistas responde a la necesidad de estabilizar el precio del dólar que sigue presionando a la baja con consecuencias para la industria.
Hoy el dólar mayorista llegó a su valor mínimos desde el 22 de enero en el mercado de cambios y el Banco Central se vio obligado a intervenir comprando 93 millones de dólares para evitar que siguiera el desplome. Así, el Banco Nación fijó el cierre a $ 13,7500 vendedor para la transferencia, "el más bajo registrado desde el 22 de enero pasado ($ 13,7300)", aclaró el agente cambiario Fernando Izzo de ABC Mercado de Cambios.
Ayer el mercado anticipaba una baja de tasas más sutil que los 100 puntos básicos en base a la cautela prometida por Sturzenegger y la baja en la inflación mensual, que es la que rige sus decisiones de tasa de interés. Pero la presión cambiaria pudo haber inclinado la balanza.
Izzo destacó al cierre de la jornada que "el volumen operado fue 55% más que ayer, quedando en un total de 537 millones y los bancos privados hicieron “swaps cambiarios “ por 88 millones de dólares, para tomar pesos mediante compra-venta de divisas, ya que el “call-money” entre bancos subió a 37%TNA. Hay que tener en cuenta que otra vez el BCRA va a licitar LEBACS, suponiendo los operadores que va a ser en el plazo corto más baja que la última realizada, y va a inducir probablemente, según especialistas, a colocar más largo a los inversores."
Es que la baja de las tasas de corto plazo no desincentiva a comprar pesos, sino a invertirlos en Lebacs de más largo plazo como adelantó LPO. Por eso, las continuas bajas en las tasas en las últimas siete semanas no se reflejaron en una suba del dólar, que por el contrario siguió en caída.
La semana pasada la tasa de más largo plazo, 252 días, se redujo fuertemente unos 150 puntos básicos hasta el 28% y esta semana cayó solo 50 puntos, sumando así los mismos 200 puntos que se contrajo la de más corto plazo en estas dos semanas.
Por su parte, el comunicado semanal del Banco Central indicó que "Las mediciones semanales que la autoridad monetaria sigue continúan mostrando una tendencia declinante en la inflación. De acuerdo a distintas fuentes las expectativas de inflación se mantienen ancladas, con tasas mensuales esperadas en el orden del 1,5 por ciento mensual para inicios del último cuatrimestre del año", sostuvo.
En consecuencia, el BCRA decidió reducir la tasa de referencia al 32,25%, "para no acentuar el sesgo contractivo de su política monetaria", señaló Sturzenegger en el comunicado. Además, resolvió "un descenso de 100 puntos básicos en las tasas de pases, tanto activos como pasivos".
Las tasas de corte se ubicaron entonces en 32,25, 31,25, 29,99, 29,25, 28,15, 27,74 y 27,50 % para los plazos de 35, 63, 98, 119, 147, 203 y 252 días, respectivamente. 
"Estas acciones son consistentes con una estrategia de política monetaria orientada a inducir un proceso de desinflación. Pasado el periodo de reordenamiento de precios relativos y dado que se ha consolidado una expectativa de desinflación para los próximos meses, la autoridad monetaria considera conveniente fijar su tasa de política monetaria de manera tal que ésta sea positiva en términos reales con respecto a la inflación que se espera hacia adelante".
En lo que respecta a la licitación de hoy, su efecto monetario fue expansivo en $18.684 millones, dado que los vencimientos eran de $83.913 millones. La expansión fue parcialmente compensada por una absorción por operaciones en el mercado secundario durante la última semana por $12.222 millones, dando como resultado un efecto expansivo neto por operaciones de Lebacs de $6.463 millones.
Para el economista Federico Furiase de Estudio Bein, como el mercado de divisas sigue planchado, la diferencia entre la tasa de pesos y la tasa de dólares genera una coyuntura especial para financiar el déficit fiscal; a la vez que le da margen al Banco Central para hacerse de reservas por si la tendencia en el mercado de divisas se revierte.
"Si el BCRA compra los dólares que el Tesoro consiguió colocando Letes (Letras del Tesoro en dólares como las que se licitarán mañana) al 3,75% anual y no los esteriliza, se abre un canal de financiamiento de la brecha fiscal de pesos más barato que colocar deuda en pesos en el mercado local, mientras el vencimiento de las Letes coincida con los meses de tranquilidad cambiaria. El margen para no esterilizar puede estar dado por la suba de encajes bancarios", estimó el economista.
"Y además el BCRA evita ponerle presión al tipo de cambio y aumentar reservas -que le sirven para suavizar el ciclo-. Pero es un mecanismo de corto plazo; no es un esquema sostenible precisamente por el descalce de moneda implícito", concluyó Furiase.

RADIO ESCUCHAS DE SENSACIONES EN FACEBOOK

RADIO ESCUCHAS DE ANDRES ZARZUELO EN FACEBOOK GRUPO