DIPUTADOS APRUBA BLANQUEO DE CAPITALES Y SENADO LOS PLIEGOS PARA LA CORTE

DIPUTADOS: Fue con 162 votos a favor, 76 en contra y 3 abstenciones. Senado. Los pliegos de Rosenkrantz y Rosatti.El oficialismo superó holgadamente los dos tercios que necesitaba tras un acuerdo con la oposición. Sólo los ultra K y Solanas votaron en contra de los dos candidatos de Macri.
1- Con amplio respaldo opositor y muchos cambios consensuados con el oficialismo, la Cámara de Diputados dio media sanción a la iniciativa más ambiciosa motorizada por la gestión macrista: un amplio blanqueo de capitales, para usar los recursos obtenidos en pagar las deudas con los jubilados y devolver el 15% de coparticipación a las provincias. Fue con 162 votos a favor, 76 en contra y 3 abstenciones. El megaproyecto de 93 artículos, denominado “de reparación histórica para jubilados y pensionados”, contiene también cambios tributarios y la exención del pago de Ganancias del medio aguinaldo a percibirse durante este mes.




1- Con amplio respaldo opositor y muchos cambios consensuados con el oficialismo, la Cámara de Diputados dio media sanción a la iniciativa más ambiciosa motorizada por la gestión macrista: un amplio blanqueo de capitales, para usar los recursos obtenidos en pagar las deudas con los jubilados y devolver el 15% de coparticipación a las provincias. Fue con 162 votos a favor, 76 en contra y 3 abstenciones. El megaproyecto de 93 artículos, denominado “de reparación histórica para jubilados y pensionados”, contiene también cambios tributarios y la exención del pago de Ganancias del medio aguinaldo a percibirse durante este mes.
La sesión especial arrancó poco después de las 11 y estuvo atravesada por el impacto político de la detención del ex secretario kirchnerista José López, con un pedido que no prosperó al oponerse el FpV a tratar sobre tablas el proyecto para habilitar el allanamiento al hoy diputado Julio de Vido.
El debate del megaproyecto no deparó mayores sorpresas. La aprobación estaba garantizada por el acuerdo con el Frente Renovador de Sergio Massa y sus aliados, el Bloque Justicialista de Diego Bossio y bloques provinciales y monobloques. Al cierre de esta edición el oficialismo estimaba la aprobación con 150 a 170 votos en general.
El Frente para la Victoria llegó a la sesión aún conmocionado por el escándalo López. Hubo firmes versiones -tras la salida confirmada de los misioneros y el anuncio de que votarían el proyecto- de una fractura mayor en el bloque que conduce Héctor Recalde.
“Este proyecto es invotable”, sostuvo el ex ministro Axel Kicillof, ampliando la grieta interna con misioneros, y sanjuaninos capitaneados por José Luis Gioja -titular del PJ, quien anticipó su voto favorable “con reservas”-. Los entrerrianos que responden al gobernador Gustavo Bordet aparecían como otro grupo en duda. Kicillof expuso su rechazo a la venta de acciones de la ANSeS, a la pensión universal que “creará jubilados de primera y de segunda” e insistió que se generaba “una expectativa falsa” porque el beneficio será para una “minoría” de jubilados.
En su defensa de la iniciativa, el macrista Luciano Laspina destacó “el desafío fiscal” pero aseguró que es “una decisión de estricta justicia”: “Vamos a reparar una deuda histórica con más de 2,5 millones de jubilados”, afirmó. Conciliador, sobre todo a oídos de los opositores aliados en la aprobación Massa y Bossio -ex directores de la ANSeS- agregó que el proyecto “construye sobre lo hecho, no dinamita ninguno de los derechos y mejoras del sistema previsional en los últimos años”.
Marco Lavagna, del Frente Renovador, advirtió que el blanqueo “no va a resolver los problemas de la Argentina”, y defendió los límites impuestos a la venta de acciones de la ANSeS, al destacar su alta rentabilidad en los últimos años. Enseguida, Bossio reivindicó la moratoria como mecanismo (se prorrogó para las mujeres por su pedido y del FR); defendió su gestión en la ANSeS (“es cierto que había un pasivo con los jubilados pero también un activo de 750 mil millones”) y criticó duro la “emergencia previsional” que se mantiene en el proyecto: “Sólo sirve para acotar derechos”.
En contra votaban Carlos Heller -aliado a los K-, Libres del Sur (Victoria Donda alertó contra la “hipocresía” al criticar por igual el escándalo López y la evasión en paraísos fiscales) y la izquierda. Néstor Pitrola, del FIT, cuestionó el blanqueo impulsado por “la coalición de vaciadores” del país. Los socialistas y Margarita Stolbizer rechazaron el blanqueo pero apoyaban el capítulo de jubilados.
En el despacho del titular de la Cámara, Emilio Monzó, confluyeron por la tarde el ministro Rogelio Frigerio, el jefe del interbloque Cambiemos Mario Negri, el del bloque Pro, Nicolás Massot, la renovadora Graciela Camaño, y el senador Miguel Pichetto. Se buscó limar detalles para que al pasar al Senado sea sancionada allí la ley, lo que sería el miércoles 29.

2- Con apenas 15 senadores propios sobre un total de 72, el oficialismo volvió a cosechar un aplastante triunfo político en la Cámara Alta: por una mayoría que perforó ampliamente el piso de los dos tercios de los votos que exige la Constitución, consiguió anoche la aprobación de los pliegos de Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, los dos juristas propuestos por Mauricio Macri para completar la Corte Suprema. La designación de Rosatti fue aprobada por 60 votos a favor y 10 en contra; la de Rosenkrantz, que será el primer judío en integrar el Máximo Tribunal, por 58 a 12.
Dos datos sirven para tener una clara dimensión de la victoria de la Casa Rosada. Primero: al igual que en la sesión de ayer, en la de los fondos buitre hubo 70 senadores presentes. En aquella votación de finales de marzo, el oficialismo sumó 54 votos a favor y 16 en contra. Segundo: la semana pasada, 14 kirchneristas duros presentaron un proyecto de ampliación de la Corte a 13 miembros, que buscaba postergar la votación de ayer. El ala K no solo no consiguió su objetivo sino que tuvo bajas: de los 14 que firmaron esa iniciativa, 5 votaron ayer por ambos candidatos: Ruperto Godoy, Juan Manuel Irrázabal, Teresita Luna, Inés Blas y Silvina García Larraburu. Aunque el FpV volvió a votar dividido, el sector kirchnerista asoma cada vez más debilitado.
Aunque está a cargo de la presidencia por el viaje de Mauricio Macri a Colombia, la vicepresidenta Gabriela Michetti presenció una parte importante del debate desde un costado del recinto. Apenas finalizó la votación, se mostró eufórica. Dijo que sentía “orgullo y alegría” y resaltó que como el oficialismo no “tiene muchos votos propios debimos trabajar de a uno con cada senador. Todos coincidían en que ambos candidatos eran intachables”. Para el senador macrista Federico Pinedo, quien presidió la sesión, la amplitud del triunfo obedeció a que el Poder Ejecutivo propuso “a buenos candidatos y a que son independientes del Gobierno”.
Pinedo confió a Clarín que al inicio de la sesión tenían punteados 55 votos seguros, es decir que a último momento algunos senadores terminaron inclinándose por aprobar los dos pliegos. Según el senador, en esto “pudo haber influido lo de (el ex secretario de Obras Públicas José) López. Él es un símbolo de lo que no queremos y el voto por los dos pliegos son un símbolo de que se quiere una buena Justicia”.
En el oficialismo, y también entre senadores del FpV que militaron activamente por la aprobación de los pliegos, consideraron que facilitó aún más la aprobación la escandalosa detención del ex mano derecha del ministro Julio de Vido. Diversas fuentes relataron que el ala ultra K estuvo ayer cabizbaja y silenciosa en la reunión de bloque, que se realizó un par de horas antes del inicio de la sesión.
Un senador del FpV aseguró a Clarín que se proponía votar en contra de ambos pliegos porque consideraba que ambos juristas tenían “un vicio de origen” por haber aceptado jurar en un principio en comisión en la Corte a través de un decreto de Macri. Pero que cambió de posición por un pedido expreso de su gobernador. “Estos aprietan más que Cristina. Mi gobernador me dijo que tenía trabados fondos y obras a la espera de esta votación, con lo que debí encolumnarme. Además en esto no había una cuestión de principios como con los buitres”, se justificó.
Hubo otros casos de senadores a los que el año que viene se les vencen las bancas y no quieren tironear la relación con sus gobernadores. “A Anabel Fernández Sagasti (camporista por Mendoza) le quedan 5 años y medio más de mandato y puede darse el lujo de desmarcarse, pero a mí se me vence el año que viene”, se sinceró otro miembro del FpV.
De los 10 votos de rechazó a Rosatti, sólo 8 provinieron del ala ultra K. Los dos restantes son los de Pino Solanas y Jaime Linares. De los 12 contra Rosenkrantz, están los 8 K , Solanas, Carlos Menem y las peronistas Marina Riofrío e Hilda Aguirre. La sanjuanina Riofrío mantuvo su posición de votar uno en contra porque entiende que una de las dos vacantes debía ser ocupada por una mujer.
CLARÍN

Escuchá el programa Sensaciones

Escuchá el programa Sensaciones
Programa radial de fin de semana