Por no rendir cuentas, piden una multa para el presidente del EPRE

Es Rivera Prudencio. Dicen que durante 8 años no informó del fondo de la línea de 500 kV.
El artículo 256 de Constitución local establece que todos los organismos del Estado sanjuanino están obligados a dar explicaciones del manejo de sus fondos ante el Tribunal de Cuentas. Sin embargo, al titular del Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE), Jorge Rivera Prudencio, lo acusan de haber hecho caso omiso durante 8 años y no rendir cuentas del fondo especial que se constituyó para la construcción de la línea de 500 kV entre San Juan y Mendoza. Por esa razón, uno de los vocales del organismo de control inició un expediente para pedir que al funcionario se le imponga una sanción económica que, de prosperar, debería pagar de su bolsillo. Al especialista en materia energética vienen de aprobarle un ejercicio que genera dudas por el manejo de los viáticos en dos viajes que hizo él mismo.

Por Leonardo Domínguez - Diario De Cuyo
El artículo 256 de Constitución local establece que todos los organismos del Estado sanjuanino están obligados a dar explicaciones del manejo de sus fondos ante el Tribunal de Cuentas. Sin embargo, al titular del Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE), Jorge Rivera Prudencio, lo acusan de haber hecho caso omiso durante 8 años y no rendir cuentas del fondo especial que se constituyó para la construcción de la línea de 500 kV entre San Juan y Mendoza. Por esa razón, uno de los vocales del organismo de control inició un expediente para pedir que al funcionario se le imponga una sanción económica que, de prosperar, debería pagar de su bolsillo. Al especialista en materia energética vienen de aprobarle un ejercicio que genera dudas por el manejo de los viáticos en dos viajes que hizo él mismo.

Rivera Prudencio es el presidente del EPRE desde hace 19 años y maneja el fondo de la línea de 500 kV, y el que solicita que sea multado es Enrique Conti, el bloquista disidente que llegó en este mandato al Tribunal de Cuentas en nombre del frente opositor Compromiso con San Juan. El expediente que impulsa cita antecedentes del propio organismo y dice que ni el titular del ente ni los funcionarios encargados de la parte contable rindieron cuentas de los movimientos de dinero que se hicieron por la obra durante los años 2005, 2006, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011 y 2012. 

El trámite está dando vuelta por la repartición que funciona en el cuarto piso del Centro Cívico y deberá pasar ahora por las manos de los otros cuatro miembros, Isaac Abecasis, Graciela Chaves, Aldo Molina y Laura Yanzón, para que voten y digan si están de acuerdo o no con la sanción. Para ser aprobada, tendrá que contar con el OK de la mayoría.

Según el expediente, Rivera Prudencio fue intimado el año pasado a mostrar las cuentas. Primero le solicitaron que se pusiera al día y después lo conminaron, pero no fue suficiente. Fuentes del Tribunal de Cuentas aseguraron que eso lo pone en una situación prácticamente inédita, ya que no recuerdan que alguien haya obviado su obligación durante tanto tiempo.

Rivera Prudencio corrigió la situación a partir del ejercicio 2013, ya que el balance de ese año y los sucesivos sí fueron elevados al organismo que se encarga de chequear la legalidad del gasto público. No obstante, en el Tribunal de Cuentas afirman que al no tener los números de lo que pasó para atrás, es imposible determinar si las cosas se hicieron bien.

No es la primera vez que a Rivera Prudencio le endilgan desconocer la autoridad de los organismos de control. Como la ley de creación del EPRE dice que es autárquico y que puede dictar normas propias, el funcionario dispuso generar mecanismos internos y no someterse a la lupa de la Contaduría General, como el resto de las reparticiones. 

Desde la Contaduría le hicieron saber que aún cuando tenga facultades especiales dadas por la ley, debe pasar por ese filtro. Y un dictamen de la Asesoría Letrada de Gobierno dijo oportunamente que no está exento de ese control. Así todo, en el EPRE contaron que la Contaduría nunca pudo intervenir en los expedientes del ente y que nada ni nadie ha hecho cambiar de posición al funcionario.

La multa podría ir desde un monto equivalente a un día de salario a un tercio del sueldo básico del agente responsable. Y si efectivamente se aplicara, el afectado tendría que poner la plata de su propio bolsillo.

Hace poco, un ejercicio anual del EPRE dividió a los miembros del Tribunal de Cuentas. Analizaron el de 2014 y mientras Abecasis y Conti opinaron que se debe rechazar y que a Rivera Prudencio hay que formularle cargos por una diferencia de dinero no justificada, Chaves, Molina y Yanzón entendieron que la rendición está bien hecha, por lo que el balance fue aprobado 

RADIO ESCUCHAS DE SENSACIONES EN FACEBOOK

RADIO ESCUCHAS DE ANDRES ZARZUELO EN FACEBOOK GRUPO