En el gabinete de Vidal debaten cuándo y cómo "sincerar" los sueldos de los funcionarios

Por: Federico Mayol fmayol@infobae.com
La gobernadora tiene previsto darle un aumento a sus funcionarios, pero busca disminuir el costo político.
Hay dos corrientes internas en el gabinete bonaerense. La más moderada, que impulsa un aumento salarial mesurado, en línea, por ejemplo, con el del gremio docente. Y el ala más dura, que propugna por una suba drástica que sincere el bolsillo de los funcionarios, aunque haya que surfear un inevitable "costo político". El debate sobrevoló de hecho el retiro de casi 48 horas al que María Eugenia Vidal y su equipo se sometió en el anteúltimo fin de semana de abril. Según confiaron a Infobae altas fuentes del Gobierno bonaerense, la gobernadora analiza cuándo y a cuánto llevar el sueldo de los funcionarios políticos de primera línea de la provincia de Buenos Aires, retrasados en comparación a los haberes nacionales e incluso a los de los diputados y senadores y hasta al de los legisladores porteños.

Hay dos corrientes internas en el gabinete bonaerense. La más moderada, que impulsa un aumento salarial mesurado, en línea, por ejemplo, con el del gremio docente. Y el ala más dura, que propugna por una suba drástica que sincere el bolsillo de los funcionarios, aunque haya que surfear un inevitable "costo político". El debate sobrevoló de hecho el retiro de casi 48 horas al que María Eugenia Vidal y su equipo se sometió en el anteúltimo fin de semana de abril. Según confiaron a Infobae altas fuentes del Gobierno bonaerense, la gobernadora analiza cuándo y a cuánto llevar el sueldo de los funcionarios políticos de primera línea de la provincia de Buenos Aires, retrasados en comparación a los haberes nacionales e incluso a los de los diputados y senadores y hasta al de los legisladores porteños. 

"La idea de sincerar los sueldos va en línea con la coherencia de la gobernadora de transparentar todo. Así no se sostiene mucho más", explica un alto funcionario bonaerense a cargo del análisis de la eventual recomposición salarial. El salario del gabinete provincial oscila entre los 45 y los 55 mil pesos de bolsillo, dependiendo cada caso particular y el mes. Similar al Gobierno porteño, cuyos sueldos, según las rendiciones de principio de año, variaron en la misma franja. La diferencia es que, en el caso de los ministros y subsecretarios de la Ciudad, regirá ahora un aumento del 14 por ciento -en línea con las subas de la paritaria estatal-, que se suma a 2.500 pesos extra que se otorgaron en marzo. Los funcionarios bonaerenses no están dentro de las discusiones salariales del gremio provincial.

Hasta hace algunos años, los aumentos salariales del máximo representante del Poder Ejecutivo provincial y de los ministros estaban enganchados a los del presidente de la Suprema Corte bonaerense y de los integrantes de ese tribunal, pero la normativa fue prohibida por decreto durante la crisis de principios de siglo. 

Según las fuentes, Vidal ya avaló la recomposición salarial para ella, sus ministros, los subsecretarios y los directores generales bonaerenses, aunque desde su entorno se encargaron de aclarar que todavía "no hay fecha" ni porcentajes estipulados. Si bien es cierto que a diferencia de otras administraciones las remuneraciones quedaron retrasadas, el Gobierno provincial por ahora no quiere ventilar el tema, en un semestre signado por el fuerte ajuste económico. De todos modos, desde el entorno de la gobernadora están convencidos de que, cuando sea, van a pagar el costo político y mediático de engrosar sus sueldos. "María Eugenia está dispuesta a pagarlo", explican allegados a la ex vicejefa. Aseguran que está convencida en impulsar una suba significativa de dichas remuneraciones. El convencimiento de la mandataria evidencia la necesidad de transparentar los ingresos de la dirigencia política.