GILS CARBÓ RATIFICA A CASANELLO POR EL DERRAME DE CIANURO

El derrame de solución cianurada en la mina Veladero, ocurrido el pasado el pasado 13 de septiembre de 2015, motivó que la Justicia investigara todo lo relacionado al incidente y al emprendimiento minero para así esclarecer la situación. Ante esto, el juez de la Segunda Circunscripción de Jáchal, Pablo Oritja, fue el encargado de investigar el derrame, a su vez, el juez federal Sebastián Casanello avanzó en la causa por una denuncia que se radicó a nivel nacional.
Ambos jueces siguieron investigando el derrame y el magistrado de Jáchal procesó a nueve personas por el incidente, en tanto que Casanello envió dos comisiones a Veladero para que elaboren informes sobre todo lo que adviertan en la mina. En este sentido, comenzó una disputa de competencia para ver cual de los dos magistrados debe seguir investigando en la causa y la decisión llegó hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN).
Ambos jueces siguieron investigando el derrame y el magistrado de Jáchal procesó a nueve personas por el incidente, en tanto que Casanello envió dos comisiones a Veladero para que elaboren informes sobre todo lo que adviertan en la mina. En este sentido, comenzó una disputa de competencia para ver cual de los dos magistrados debe seguir investigando en la causa y la decisión llegó hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN).
La Corte Suprema envió ese pedido para que sea analizado por la Procuradora General de la Nación, Alejandro Gils Carbó, y finalmente se llegó a un dictamen. Esta decisión de la Procuración determina que la causa continué siendo investigada por el titular del Juzgado Criminal y Correccional Federal Nº 7, Sebastián Casanello.
Este dictamen que se emitió no es vinculante, sino más bien una recomendación o consejo, por lo tanto la Corte Suprema de Justicia de la Nación no está obligada a seguirla y puede fallar de manera distinta.
En diálogo con DiarioHuarpe.com, uno de los integrantes de la Asamblea Jáchal No Se Toca, Saúl Zeballos, comentó que este dictamen “es un antecedente a favor, en función de que se expide este organismo de la corte en favor de que la causa siga en manos del juez Casanello. Después de esto, la CSJN tiene que dar su dictamen aceptando este consejo o rechazándolo“.
La Corte puede seguir con el mismo criterio aconsejado o puede apararse y decir otra cosa en forma autónoma“, dijo Zeballos, y agregó que “cada uno de los juzgados intervinientes puede seguir avanzando en la causa hasta que la Corte se expida“.
Por su parte, Enrique Viale, de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, dijo a este medio que “el dictamen ha sido favorable a que la causa sea federal y que la siga el juez Casanello. Este dictamen es de mucha importancia, porque es la opinión de la Procuración, algo que nosotros mantenemos hace mucho tiempo“.
En este sentido, Viale destacó que “esto es un signo positivo porque nosotros queremos que la investigación la siga teniendo la Justicia Federal“.
Lamentablemente, en la justicia de San Juan no tenemos garantías de imparcialidad. El poder minero se ha metido no solo en el Poder Ejecutivo sino también en el Legislativo y el Judicial. Además de eso, el derecho tiene una mirada clara en esto que es la interjuridiccionalidad de las consecuencias del derrame, es clarísimo. Creemos que debe ser una investigación federal y también investigar a los funcionarios nacionales“, aseveró el abogado.
La Corte Suprema ahora debe definir esta situación, si la causa debe seguir investigándola el letrado federal Casanello o seguir por las vías de Pablo Oritja. En este sentido, no hay plazos en que la corte tenga que expedirse.