Obama se distancia cada vez más de sus aliados árabes

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se está distanciando cada vez más de los aliados árabes de EE.UU. como Arabia Saudí, ya que estos tratan de aprovecharse de Washington para alcanzar sus objetivos, revela un informe.

Según asegura un informe publicado este domingo en el rotativo británico The Independent, las acciones y decisiones del actual mandatario estadounidense muestran que este ha llegado a la conclusión de que ya no beneficia a Washington satisfacer los intereses de dichos aliados, que en muchos casos entran en contradicción con los intereses de Estados Unidos.
Según asegura un informe publicado este domingo en el rotativo británico The Independent, las acciones y decisiones del actual mandatario estadounidense muestran que este ha llegado a la conclusión de que ya no beneficia a Washington satisfacer los intereses de dichos aliados, que en muchos casos entran en contradicción con los intereses de Estados Unidos.
El autor del informe, el periodista Patrick Cockburn —ganador de premios internacionales como el de Mejor Reportero Extranjero del Año del Reino Unido (2014)—, señala declaraciones de Obama sobre el aumento del extremismo en Indonesia, en las que el mandatario estadounidense aseguró que ese fenómeno se debe a que los saudíes y sus aliados incrementaron su financiación a elementos extremistas indonesios.
Cockburn recuerda que la decisión de Obama de no atacar a Siria en 2013 fue uno de los primeros casos en que un presidente estadounidense rechazó ir a la guerra para satisfacer los intereses de sus aliados en Oriente Medio, en este caso Arabia Saudí y Turquía, que pedían y aún piden derrocar al presidente sirio Bashar al-Asad.
Según el periodista, en aquel entonces todo el Gabinete estadounidense, incluida la ahora precandidata presidencial demócrata Hillary Clinton, abogaba por una invasión a gran escala de Siria, que Obama rechazó porque sabía que a largo plazo, atacar el país árabe no tendría beneficios para Washington, sino que solamente satisfacería los intereses de Riad y Ankara, quienes ya desde el comienzo, según numerosos indicios, apoyaron a elementos armados y extremistas en el territorio sirio.
Por otra parte, Cockburn advierte de que si Clinton llegase a la Casa Blanca en las presidenciales de 2016, volvería a producirse un acercamiento entre EE.UU. y sus aliados árabes de Oriente Medio, y del mismo modo aumentarían las posibilidades de intervenciones militares estadounidenses, en especial en países como Siria, si hasta entonces las partes sirias no consiguen llegar a un entendimiento.
El conflicto sirio, que comenzó a mediados de marzo de 2011, ha dejado hasta el momento entre 270.000 y 470.000 muertos, según distintos medios, además de dejar desplazados a casi el 50 % de los ciudadanos sirios.

RADIO ESCUCHAS DE SENSACIONES EN FACEBOOK

RADIO ESCUCHAS DE ANDRES ZARZUELO EN FACEBOOK GRUPO