LA INVESTIDURA Y LA NUEVA EXCUSA DEL PP EN ESPAÑA

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, no parece tener prisa por llamar al líder del PSOE, Pedro Sánchez, tal y como anunció hace unos días, para abordar un posible pacto entre ambos para el futuro Gobierno. Según ha señalado la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, aunque “estamos acostumbrados a las negativas del sr. Sánchez, merece la pena seguir intentándolo si es por el Gobierno de este país”. Pero lo será un tiro a ciegas, sino con ciertas garantías de que al menos el líder de los socialistas se avendrá a negociar, a entrar en materia, por eso el contacto no se producirá de manera inmediata, tal y como apuntan algunos medios, sino que se esperará a que “vayan asumiendo que la investidura fue fallida”.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Santamaría ha comentado que tan sólo hace una semana del intento fallido de Pedro Sánchez y que ante la falta de apoyos, ahora es necesario “ponerse a trabajar en un gobierno de coalición” para que la fuerza más votada pueda acometer la tarea “con múltiples posibilidades”. En todo caso, la dirigente ha emplazado a “que sean los líderes quienes pongan las cosas encima de la mesa”.

Para Santamaría, el Gobierno “bien merece una reunión entre quienes están llamados a formarlo”, ha dicho, en referencia a PSOE y PP, si bien “la participación de otras fuerzas políticas puede ser conveniente y estamos abiertos a ello”, ha asegurado. Pero para ella lo fundamental es que “el PP no puede formar gobierno sin apoyo del PSOE, y lo demás pueden ser grandes espectáculos” pero lo importante es contar con un partido que puede apoyar a la fuerza más votada. En este sentido, la vicepresidenta ha anunciado que su partido y también desde el Gobierno, se va a hacer “mucha pedagogía” y a” explicar lo que vamos a hacer en cada uno de esos pactos”, que Rajoy puso encima de la mesa.
En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Santamaría ha comentado que tan sólo hace una semana del intento fallido de Pedro Sánchez y que ante la falta de apoyos, ahora es necesario “ponerse a trabajar en un gobierno de coalición” para que la fuerza más votada pueda acometer la tarea “con múltiples posibilidades”. En todo caso, la dirigente ha emplazado a “que sean los líderes quienes pongan las cosas encima de la mesa”.


Las prisas no serán compañeras de este objetivo puesto que a duras penas estamos viviendo “la resaca” de la sesión de investidura fallida del socialista. Además, Santamaría reivindica que “la seriedad es un grado” y que “hay que mantenerla para que las cosas por su cauce”, y si se trata del Gobierno, “el cauce debe ser que el más votado y el segundo hablen”. Además, ha sido clara al indicar que no habrá urgencia a la hora de contactar con Sánchez porque “si te dicen que no, no vas a llamar dos minutos después... Que vayan asumiendo que la investidura fue fallida y que las otras opciones no son buenas para el país”, ha emplazado. Sobre cuándo se puede producir esa llamada de Rajoy a Sánchez, Santamaría se ha mostrado hermética: “Primero lo sabrá el sr. Sánchez porque hasta en eso hay que apelar a la responsabilidad”, ha zanjado.

LUIS B. GARCÍA/DIARIO LA VANGUARDIA