AMIA-NISMAN: Quieren hacer de Lagomarsino un nuevo Telleldín

LO DIJO EL PERIÓDICO "LA VOZ JUDÍA".


 LA JUEZA FABIANA PALMAGHINI RECHAZO UN PEDIDO DE SANDRA ARROYO SALGADO

La causa va a la Cámara

La ex mujer de Alberto Nisman pidió que la magistrada definiera si el fiscal fue asesinado o se suicidó, cosa que no fue aclarada cuando Palmaghini se declaró incompetente. Pero la jueza se negó y envió el expediente a la Cámara, que resolverá si hay cambio de fuero.
La ex mujer de Alberto Nisman pidió que la magistrada definiera si el fiscal fue asesinado o se suicidó, cosa que no fue aclarada cuando Palmaghini se declaró incompetente. Pero la jueza se negó y envió el expediente a la Cámara, que resolverá si hay cambio de fuero.
gentileza LA VOZ JUDÍA

 Por Raúl Kollmann
La jueza Fabiana Palmaghini envió ayer la causa Nisman a la Cámara del Crimen, que citó a las partes para el viernes 18 de marzo a las 9 de la mañana. Los camaristas resolverán pocos días después, seguramente antes de Semana Santa, si el expediente pasa a la Justicia federal o no. La querella que encabeza Sandra Arroyo Salgado, que brega por el envío del expediente a Comodoro Py, le pidió a Palmaghini que antes de enviar la causa a la Cámara se defina por un encuadramiento del caso. Básicamente le exigen a la magistrada que diga que lo de Nisman fue homicidio. Ayer, la jueza rechazó el planteo y ahora las distintas posiciones se expondrán en la audiencia del 18.
Juan Pablo Vigliero, el abogado designado por Arroyo Salgado, se despachó con un duro escrito en el que le pidió a Palmaghini una aclaratoria. “Su resolución exhibe falta de precisión, notorias contradicciones y frente a un concepto oscuro es que reclamamos una aclaratoria.” En concreto, le pidió a Palmaghini que describa el hecho de la muerte de Nisman diciendo que “fue el resultante de un acto homicida”.
Sucede que la jueza se declaró incompetente porque consideró que hubo una contaminación de la escena –algo que no afirmó ningún perito– y que en ese marco de contaminación pudieron haber entrado a los mails y los celulares de Nisman. Como esto equivale a una violación de correspondencia, Palmaghini concluyó que ese delito es de competencia federal. Lo que le dice Vigliero es que no puede mandar la causa a Comodoro Py por la correspondencia, sino que debe enviarlo a la Justicia federal porque la muerte –según él– fue un homicidio, además perpetrado por las funciones de Nisman.
También Vigliero le cuestiona a la jueza que prestó atención a dos ex agentes de inteligencia, Carlos Moro Rodríguez y Horacio Stiusoque opinaron que Nisman no se suicidó, pese a que ninguno de los dos exhibió prueba alguna. Vigliero le señala a Palmaghini que muchas otras personas opinaron lo mismo, en clara referencia a Patricia Bullrich, Laura Alonso, a la secretaria de Nisman y otros testigos.
Lo cierto es que la jueza terminó cuestionada por las dos partes:
– La defensa de Diego Lagomarsino señaló que quiere mandar la causa al fuero federal sin ninguna prueba de que a Nisman lo hayan matado y más bien con un panorama contrario: “Se advierte la imposibilidad material del homicidio, según indican los estudios científicos”, escribió Gabriel Palmeiro abogado del informático.
– Por Arroyo Salgado, el abogado Vigliero castigó a Palmaghini diciéndole que su resolución fue imprecisa, oscura y contradictoria. El letrado expuso incluso un supuesto lapsus de Palmaghini: es que en un tramo de su texto, la magistrada puso el término “escena del crimen” con lo que dio a entender que hubo un homicidio.
Palmaghini cortó por lo sano y resolvió no entrar en más debates y dilaciones. Mandó el expediente a la Sala VI de la Cámara del Crimen, integrada por los doctores Mario Filosof, Marcelo Lucini y Rodolfo Pociello Argerich. En los próximos días se pronunciará el fiscal ante la Cámara, Ricardo Sáenz, quien hace unas semanas presentó un dictamen copiando y pegando lo dicho por Arroyo Salgado. Todo indica que esta vez hará lo mismo. Finalmente el 18 de marzo se concretará la audiencia en que las partes expondrán frente a los tres camaristas. El gobierno de Macri, los servicios de inteligencia nacionales y los vinculados a la derecha norteamericana e israelí empujan desde el primer día para que la causa vaya al fuero federal y que –sin pruebas– se sostenga la hipótesis del homicidio, apuntando contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
pagina/12

RADIO ESCUCHAS DE SENSACIONES EN FACEBOOK

RADIO ESCUCHAS DE ANDRES ZARZUELO EN FACEBOOK GRUPO